FRASES CON IMÁGENES (LI)

FRASES CON IMÁGENES (LI)

Imagen: Esbozo de Bruce Lee (desconocido) Pinterest

 

“Si quieres ver la verdad claramente, nunca te muestres a favor ni en contra. La lucha entre “a favor” y “en contra” es la peor enfermedad de la mente.”

Bruce Lee 

(27-noviembre-1940 / 20-julio-1973)

 

Anuncios

LA TRAICIÓN

LA TRAICIÓN

Imagen: Oscar Seco

“Aunque determinados escritores avalados únicamente por sus miles de lectores pretenden esparcir el infundio de que la causa de la guerra civil española está en la propia instauración de la Segunda República o, como muy cerca, en la llamada Revolución de Octubre de 1934, lo cierto es que  tan brutal conflicto fue originado por el fracaso ante la toma del Estado de una sublevación militar iniciada a mediados del mes de julio del año 1936.

Es decir, que si el origen del franquismo está en la Guerra Civil y esta lo tiene a su vez en una rebelión llevada a cabo por militares, Franco entre ellos, que habían jurado fidelidad a una Constitución… el franquismo nació de una traición.

Jose Luis Ibáñez Salas
“El Franquismo” (2013) Silex Ediciones: Madrid.

LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y LAS MUJERES

LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y LAS MUJERES

Imagen: Sans-Culotte con sus armas (1790)

“La Revolución francesa fue considerada por las feministas del siglo XX como un punto de inflexión en la lucha por la emancipación femenina en el reconocimiento del papel de la mujer como ciudadana, en el derecho a su participación política en la esfera pública y, en definitiva, en la evidencia de su protagonismo social, al menos, en los mismos términos de visibilidad que el sexo masculino. La novedad fundacional de la Revolución es que va a procurar a las mujeres el argumento de su lucha: la igualdad de la condición de ciudadanas. La respuesta política de la sociedad salida de la Revolución será contraria a ese reconocimiento y la respuesta social se traducirá en una mayor obstinación doméstica, confinando ambas a la mujer al clásico rol femenino del hogar con las mismas tesis moralizantes, pero ahora, de corte liberal y republicano.

Las mujeres francesas reprenden a los que no se comportan como buenos ciudadanos.

En 1792, en 1793, en 1795… en todos los episodios revolucionarios que se producen desde 1789 en la Francia convulsa de la Revolución, la Convención y el Directorio, las mujeres, «forman grupos y llaman a los hombres a la acción tratándolos de cobardes» Pero son ellos los que acaban dirigiendo los conatos, los que los llevan a término, los que forman las asambleas decisorias y los que, finalmente, impiden el acceso de la mujer a toda estructura organizativa derivada de dicha acción. Y ni estarán en la Guardia Nacional, ni en la Asamblea.

Esta faceta activa, sin embargo, también tiene su reflejo en el discurso político. Las mujeres revolucionarias, como  la francesa Pauline León (1768-1838), fundadora del Club de ciudadanas republicanas y líder de las sans-culloterie, escriben panfletos, peticiones, discursos, opúsculos, escritos en nombre propio o en nombre de un colectivo ―o de su colectivo―, dirigidos al común de la sociedad y, por lo tanto, incursionando en la esfera pública desde una posición política, ya no solo patriótica. Ellas también dejaron oír su mensaje político.

Club patriótico de mujeres en 1793, luego suspendidos.

Uno de los colectivos femeninos más activos, el conocido como las sans-culloterie, invadiendo el espacio político-social, «lanzaron una campaña para obtener una ley que obligue a todas las mujeres a llevar la escarapela tricolor», redactando ellas mismas la petición que se presentará ante la Convención. Un gesto que suponía un paso importante en su reconocimiento como ciudadanas. También el Club de Ciudadanas Republicanas Revolucionarias, asociación de vida efímera durante el año 1793, intervino políticamente en los conflictos antes de ser prohibido el 30 de octubre de ese año, junto con todos los clubes franceses de mujeres. La Convención, los hombres y la sociedad salida de la Revolución lo quisieron dejar muy claro: «No es posible que las mujeres ejerzan los derechos políticos» (declaración del Diputado de la Convención, el masón Jean-Pierre-André Amar, miembro del Comité de Seguridad Nacional, que fue quien auspició el cierre de los clubes de mujeres). No pensaron siquiera que las mujeres no aceptarían conformarse con eso.”

Citas de: Duby, Georges et alli. (ed.) (2000), Historia de las mujeres en Occidente, Vol. 4 El Siglo XIX,  dirección de Geneviève Fraisse y Michelle Perrot, capítulos españoles bajo la dirección de María José Rodríguez, Madrid, Taurus.

Mª del Pilar López Almena
VISIBLES. MUJERES Y ESPACIO PÚBLICO BURGUÉS EN EL SIGLO XIX

 

RÉPROBUS

RÉPROBUS

Icono griego de autor desconocido: Sts Stephen y Christopher.

El santoral ortodoxo griego, no así el católico, reconoce a un santo cinocéfalo, San Cristóbal de Licia, que aparece con cabeza perruna en algunos iconos. Al parecer, esta representación deriva de una leyenda que le sitúa como un marmaritae, un norteafricano o bereber del siglo III ó IV, de nombre Réprobus ―significa «malvado» o «sinvergüenza»― que quería servir al señor más fuerte y temido del mundo, más que él mismo. Después de empeñarse al rey de Licia, en la península de Anatolia, buscó sin encontrarle, a Jesús, temor de reyes y del mismísimo Satanás. Cuenta la hagiografía que, convertido al cristianismo ejerció de porteador de personas para travesar un río, y un día trasladó sobre sus hombros a un niño sin saber que era aquel al que estaba buscando, Cristo, quien agradecido le nombró allí mismo como Cristóbal ―en griego, Cristóforo, «el que lleva a Cristo»―. En el siglo XIII el dominico italiano Jacopo della Voragine (1230-1298) escribió la obra hagiográfica La Leyenda Dorada, una recopilación de la vida de unos 180 santos y mártires cristianos, en la que sitúa al santo, cuyo nombre aquí es Ofero, como «cananeo», o sea natural de Canaán, de donde es posible que terminase siendo identificado, por confusión, como canineus (canino) e iconografíado con cabeza de perro en la iglesia griega.

AlmaLeonor_LP
(Párrafo de mi próxima obra aún sin publicar: LA HISTORIA DESDE EL HELICON: CANIS AND FELIS)

Hoy, 10 de Julio, el santoral católico celebra la festividad de San Cristóbal, patrón de los conductores. 

San Cristóbal (1440/50), por Jan Van Eyck.

LA DAMA DE SHANGHÁI

LA DAMA DE SHANGHÁI

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

“O como cuando Rita Hayworth interpretó en La dama de Shanghái (1947) el vértice amoroso de una relación triangular que casi evidenciaba su propia y asfixiante vida, la de su tormentoso y ya prácticamente finiquitado matrimonio con su segundo marido, Orson Welles. Fue el director, guionista, productor y protagonista del filme, una presencia agobiante y global, tal y como lo era él para Rita en su vida privada.”
AlmaLeonor_LP


RITA HAYWORTH
(Margarita Carmen Cansino)
17 de octubre de 1918 – 14 de mayo de 1987

MEMORIAL DE LOS REPORTEROS

MEMORIAL DE LOS REPORTEROS

En 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas, proclamó el 3 de mayo como Día Mundial de la Libertad de Prensa. Lo hacía siguiendo las directrices de la Conferencia General de la UNESCO. Este día 3 de mayo se eligió para conmemorar el aniversario de la Declaración de Windhoek, conferencia organizada por la UNESCO celebrada en esa ciudad de Namibia entre el 29 de abril y el 3 de mayo de 1991, en la que los representantes de medios de comunicación africanos elaboraron un documento donde se recogían los principios de la libertad de prensa.

En el año 2006 se inauguró en la ciudad francesa de Bayeux el Memorial de los Reporteros, un paseo rodeado de placas de piedra blanca en las que, año por año, se grabaron los nombres de todos los reporteros fallecidos ejerciendo su trabajo desde 1944. Uno de los propulsores del sitio, Robert Ménard, secretario general de la organización de defensa de la libertad de la prensa Reporteros sin Fronteras (RSF), declaró:

“No debemos olvidarles. Que sepáis que la democracia sin ellos no existe”.

¡Gracias…, A todos ellos!
AlmaLeonor.

MOLLY PITCHER versus AGUSTINA DE ARAGÓN

MOLLY PITCHER versus AGUSTINA DE ARAGÓN

Imagen: Agustina de Aragón, por  Ferrer Dalmau

Hoy, 2 de mayo, se conmemora la fecha en la que España se levantó en armas contra el invasor francés en el año de 1808. Son varias la mitificaciones que rodean este acontecimiento, pero muchas de ellas están protagonizadas por mujeres. Desde la heroína madrileña Manuela Malasaña, que llegó a bautizar todo un barrio de la capital, a las muchas mujeres anónimas que, desde la retaguardia, o sorteando trincheras en primera línea, participaron como cocineras, aguadoras, enfermeras, lavanderas, cantineras, intendencia, correo, etc., labores tradicionalmente asignadas a las mujeres en la guerra.

Pero no, su papel no fue únicamente auxiliar, sino que en buena parte de las batallas conocidas, participaron codo con codo con los hombres. De ellas, se conocen muchos nombres: Casta Álvarez y la condesa de Bureta  en Zaragoza; Susana Claretona, Magdalena Bofill, Margarita Tona y María Esclopé, jefas de somatén en Cataluña; Juana Ruiz y Martina de Ibaibarriaga en Vitoria; Juana Galana, Clara del Rey y Francisca de la Puerta, en La Mancha… y, en fin, otras muchas, como las mujeres de la Compañía de Santa Bárbara de Gerona. Ellas manejaban armas y también cañones como artilleras. Y de ellas, la más conocida es, sin duda, Agustina de Aragón.

Hay mucha mitificación en torno a su figura y mucha parte de leyenda en su historia mil veces repetida. Para resumir, ni era zaragozana de origen, ni fue la primera artillera en la ciudad, pues también se recuerda a María Agustín Linares. Pero es que ellas tampoco fueron las primeras mujeres en ponerse al frente de un cañón… o al menos eso parece indicarnos la historia de una mujer artillera en la Guerra Norteamericana (1775-1783), Molly Pitcher, nombre que podría traducirse por “María la Cantinera”.

Molly era aguadora en el frente y, como Agustina, al ver caer muerto a un artillero, ella misma cogió el atacador del cañón y lo cargó para una próxima andanada al tiempo que gritaba que no abandonaría su puesto mientras durase la batalla. Una historia muy parecida a la de la de Aragón. Solo que su figura está aún más envuelta en la leyenda. Hasta es posible que ni existiese.

El caso es que a Molly y su gesta se la conoce mucho más desde los inicios de la Guerra Civil norteamericana (1861-1865), casi un siglo después, y es posible que simplemente se quisiese ensalzar la figura de una mujer artillera para dar aliento a las tropas. Como con Agustina.

La mitificación de la mujer en su participación en la Guerra de la Independencia española es un tema muy estudiado que se relaciona con la idea de la voluntad del pueblo unido contra el enemigo común francés. Una tierra, España, toda ella levantada en armas, hasta sus mujeres. El ensalzamiento de la españolidad representado por el sexo femenino. Y es posible que esta misma mitificación nacionalista, se utilizase en las guerras norteamericanas, tanto con Molly Pitcher como otra mujer, Margaret Cochran Corbin, de quien se sabe que acompaño a su marido, artillero, durante  la batalla de Nueva York de 1776. Margaret sustituyó a su esposo caído en combate y ella misma resultó herida y declarada “inválida de guerra”, con lo que se le otorgó una pensión y el honor de ser la única mujer enterrada en West Point. Pues bien, se piensa que Molly, con más fama, es en realidad una trasmutación de Margaret, menos conocida, pero que sí existió en realidad.

El debate en torno a la realidad de estas dos mujeres norteamericanas sigue vivo, pero también sobre si la imagen de Molly Pitcher, que empieza a difundirse en la frontera entre finales del siglo XVIII e inicios del XIX, influyó en una posible creación del mito de Agustina de Aragón, o si la publicidad inglesa acerca de “The Maid of Zaragoza”, pudo haber inspirado la construcción de una leyenda semejante en la figura de Molly Pitcher, para ensalzar el ideal de una Revolución independentista en Norteamérica, algo que también fue, al fin y al cabo, la guerra española.

A Agustina de Aragón se la condecoró, pero el General Palafox no lo hizo en el frente, sino posteriormente. Sin embargo, su mitificación fue inmediata. Molly Pitcher necesitó un siglo para alcanzar el mito y, tal vez, apoyarse en figuras reales como la misma Agustina o Margaret Corbin, a quien también se condecoró y se terminó por dedicar una calle en Nueva York, la Mary Corbin Drive, con una placa que recuerda su gesta. La de Molly no hace falta recordarla, porque es mucho más popular y existen varias representaciones suyas.

Todas ellas fueron mitificadas para ensalzar un levantamiento nacional. Todas ellas fueron mujeres y todas ellas pasaron a la historia como artilleras, reales o ficticias, pero con una clara incursión en un espacio tan restringido al sexo femenino como era la guerra. Hoy, 2 de mayo, es el día apropiado para recordarlas.

Mª del Pilar López Almena,
 VISIBLES, MUJERES Y ESPACIO PÚBLICO BURGUÉS EN EL SIGLO XIX (2018)

 

ALEGATO CONTRA EL TRABAJO

ALEGATO CONTRA EL TRABAJO

Imagen: “Manifestación” (1934), de Antonio Berni (1905-1981).

 

12 de agosto de 1986

Hola John:

Gracias por la carta. A veces no duele tanto recordar de dónde venimos. Y tú conoces los lugares de donde yo vengo. Incluso las personas que intentan escribir o hacer películas al respecto, no lo entienden bien. Lo llaman “De 9:00 a 17:00”. Sólo que nunca es de nueve a cinco. En esos lugares no hay hora de comida y, de hecho, si quieres conservar tu trabajo, no sales a comer. Y está el tiempo extra, pero el tiempo extra nunca se registra correctamente en los libros, y si te quejas de eso hay otro zoquete dispuesto a tomar tu lugar.

Ya conoces mi viejo dicho: “La esclavitud nunca fue abolida, sólo se amplió para incluir todos los colores”.

Lo que duele es la pérdida constante de humanidad en aquellos que pelean para mantener trabajos que no quieren pero temen una alternativa peor. Pasa, simplemente, que las personas se vacían. Son cuerpos con mentes temerosas y obedientes. El color abandona sus ojos. La voz se afea. Y el cuerpo. El cabello. Las uñas. Los zapatos. Todo.

Cuando era joven no podía creer que la gente diera su vida a cambio de esas condiciones. Ahora que soy viejo sigo sin creerlo. ¿Por qué lo hacen? ¿Por sexo? ¿Por una televisión? ¿Por un automóvil a pagos fijos? ¿Por los niños? ¿Niños que harán justo las mismas cosas?

Desde siempre, cuando era bastante joven e iba de trabajo en trabajo, era suficientemente ingenuo para a veces decirle a mis compañeros: “¡Eh! El jefe podría venir en cualquier momento y echarnos, así como así, ¿no se dan cuenta?”.

Ellos lo único que hacían era mirarme. Les estaba ofreciendo algo que ellos no querían hacer entrar a su mente.

Ahora, en la industria, hay muchísimos despidos (acererías muertas, cambios técnicos y otras circunstancias en el lugar de trabajo). Los despidos son por cientos de miles y sus rostros son de sorpresa:

“Estuve aquí 35 años…”.

“No es justo…”.

“No sé qué hacer…”.

A los esclavos nunca se les paga tanto como para que se liberen, sino apenas lo necesario para que sobrevivan y regresen a trabajar. Yo podía verlo. ¿Por qué ellos no? Me di cuenta de que la banca del parque era igual de buena, que ser cantinero era igual de bueno. ¿Por qué no estar primero aquí antes de que me pusiera allá? ¿Por qué esperar?

Escribí con asco en contra de todo ello. Fue un alivio sacar de mi sistema toda esa mierda. Y ahora estoy aquí: un “escritor profesional”. Pasados los primeros 50 años, he descubierto que hay otros ascos más allá del sistema.

Recuerdo que una vez, trabajando como empacador en una compañía de artículos de iluminación, uno de mis compañeros dijo de pronto: “¡Nunca seré libre!”.

Uno de los jefes caminaba por ahí (su nombre era Morrie) y soltó una carcajada deliciosa, disfrutando el hecho de que ese sujeto estuviera atrapado de por vida.

Así que la suerte de, finalmente, haber salido de esos lugares, sin importar cuánto tiempo tomó, me ha dado una especie de felicidad, la felicidad alegre del milagro. Escribo ahora con una mente vieja y con un cuerpo viejo, mucho tiempo después del que la mayoría creería en continuar con esto, pero dado que empecé tan tarde, me debo a mí mismo ser persistente, y cuando las palabras comiencen a fallar y tenga que recibir ayuda para subir las escaleras y no pueda distinguir un azulejo de una grapa, todavía sentiré que algo dentro de mí recordará (sin importar qué tan lejos me haya ido) cómo llegué en medio del asesinato y la confusión y la pena hacia, al menos, una muerte generosa.

No haber desperdiciado por completo la vida parece ser un logro, al menos para mí.

Tu amigo,

Hank

  Carta de CHARLES BUKOWSKI dirigida a John Martin,
publicista de Black Sparrow Press, que en 1969
le ofreció un sueldo por escribir. Tenía 66 años.
Traducción de Juan Pablo Carrillo (Cultura Inquieta) 

1º de Mayo de 2018.