ROMY SCHNEIDER

ROMY SCHNEIDER

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

“…no era una de las actrices que pudiera yo llamar de las favoritas de mi padre. Sus gustos estaban más en consonancia con sus inquietudes particulares para con las actrices que con la profesionalidad o la fama de todas ellas. Las conocía, sí, pero actrices de las que yo luego llegué a confesarme absolutamente enamorada ―«genias», que diría otro de mis profesores de cine―, nunca entraron en su elenco de estrellas. Mujeres como Marilyn, pero también, por ejemplo, Greta Garbo, Ingrid Bergman, Marlene Dietrich ―muy poco tenía en cuenta mi padre a estas actrices suecas o alemanas, incluidas Lili Palmer o Romy Schneider…”
AlmaLeonor_LP

Romy Schneider (Rose Marie Magdalena Albach-Retty)
(23 de septiembre de 1938 – 29 de mayo de 1982)

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

CANTO DE OTOÑO

CANTO DE OTOÑO

Imagen: Antonio Caparo

Me parece que, mecido por este chocar monótono,
Clavarán con gran prisa en alguna parte un ataúd,
¿Para quién? —Ayer era verano; ¡he aquí el otoño!
Este ruido misterioso repercute como un adiós.

Charles Baudelaire, “Canto de Otoño”
(Las Flores del Mal, 1861)

 

 

El otoño de 2018 da comienzo justo cuando se publica esta entrada en HELICON, el 23 de septiembre a las 3h 54m hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional – Ministerio de Fomento). 

NO DUDARÍA

NO DUDARÍA

Imagen: Nihad Al Turk (Syrian Artist)

 

Si pudiera olvidar
Todo aquello que fui
Si pudiera borrar
Todo lo que yo vi
No dudaría
No dudaría en volver a reír

Si pudiera explicar
Las vidas que quite
Si pudiera quemar
Las armas que use
No dudaría
No dudaría en volver a reír

Prometo ver la alegría
Escarmentar de la experiencia
Pero nunca, nunca mas
Usar la violencia

Si pudiera sembrar
Los campos que arrasé
Si pudiera devolver
La paz que quité
No dudaría
No dudaría en volver a reír

Si pudiera olvidar
Aquel llanto que oí
Si pudiera lograr
Apartarlo de mí
No dudaría
No dudaría en volver a reír

Prometo ver la alegría
Escarmentar de la experiencia
Pero nunca, nunca mas
Usar la violencia.

 Antonio Flores

21 de septiembre
DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

Hoy, 1 de septiembre, se cumple un año desde que mi novela LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE está disponible en Amazón. Esta onomástica me anima a contar un poco más sobre la gestación del mismo, un camino largo y que nunca pensé que recorrería, pese a que mucha gente me llevaba tiempo animando a que publicara alguna de las muchas cosas que escribo.

Como saben los que me conocen, a mi me gusta mucho, muchísimo, el cine del dorado Hollywood, el de los años cuarenta y cincuenta sobre todo, y hacía mucho tiempo que llevaba contando alguna cosa en mi blog sobre las actrices a las que mi padre tenía verdadera devoción. En el año 2012, publiqué en HELICON un artículo sobre Verónica Lake con el título, precisamente, de LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE (I): VERÓNICA LAKE, con la intención de seguir con artículos sobre todas ellas. Pero solo tuvo una continuación, en junio del mismo año 2012, titulado LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE (II): LAS RUBIAS. No obstante, seguía recopilando cosas, recuerdos, datos sobre actrices, anécdotas… “Alguna vez…” pensaba.

A finales de 2015, hubo un intento de realizar una obra de relatos conjunta en la que se me invitó a participar. Aunque, lamentablemente, aquel proyecto no llegó a ver a la luz, si que fue el detonante para que cogiera de nuevo todos aquellos apuntes sobre LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE, y me decidiera darles forma definitiva. Tardó un tiempo todavía, pero el 1 de septiembre de 2017, ya estaba terminado y subido a la plataforma Amazón, que con su herramienta de autopublicación, me permitió alumbrar un proyecto querido por muchas razones. Primero, por desarrollar una faceta, la de escritora, que llevaba mucho tiempo queriendo plasmar en una obra… Segundo, porque sirvió de recuerdo y homenaje a mi padre, a quien realmente le gustaba mucho el cine y tenía sus actrices favoritas, aunque no era el fiel e informado aficionado que protagoniza la novela…. Y en tercer lugar, porque aquel proyecto fallido de libro conjunto fue mucho más que un “empujoncito” para escribir, fue algo que siempre recordaré con un cariño infinito.

La imagen de la portada es propia. En ella aparecen mi padre (en el centro), mi madre (a la derecha) y una hermana de mi padre a su izquierda. La composición de la portada también es propia, aunque agradezco desde aquí la ayuda recibida por varios amigos, sobre todo de Vicente Álvarez, para solventar los problemas de tamaño y pixelado. También quiero expresar todo mi agradecimiento a los amigos que leyeron el texto y me dieron sus sabios consejos antes de ser publicado. Especialmente quiero nombrar a Jose Luis Ibáñez, Óscar Fábrega, Ronald Campos, Marlon James Sales y Ana Sánchez.

Esta es una de las posibles portadas barajadas antes de la definitiva.

 

Así, pues, hoy es el día de LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE, y quiero celebrarlo con todos vosotros, dando a conocer una parte del EPÍLOGO final de la novela… no mucho porque si no, descubro el “pastel” de la narración y ningún autor querría eso…

 

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE -EPILOGO-

Esta es una obra de ficción. La historia que se cuenta, por lo tanto, no responde a ninguna realidad. Pero como en todas las historias, siempre hay algo de verdad detrás de personajes y gestos.

Es cierto que mi padre se llamaba Antonio y que esta obra está dedicada a su memoria. A mi padre le gustaba el cine; Cassius Clay, más que el boxeo; los carteles de las corridas de toros, más que las corridas en sí; y también coleccionar cosas: posavasos, insignias, llaveros, vitolas de puros… Mi hermano aún conserva los álbumes de vitolas que él ordenaba a menudo con minuciosidad y dedicación. Es cierto que yo conocí a muchos personajes de la vida pública de los años sesenta y setenta (y aún anteriores), gracias a esas vitolas y con anticipación a las explicaciones escolares. También es real su álbum de cromos de estrellas de cine de 1954 en blanco y negro, solo que no está completo. Le faltan tres cromos, pero obra en mi poder y lo guardo como un tesoro. Mi madre existe y vive todavía. No se llama Elisa.

Todos los datos sobre actores y actrices de cine, así como sobre sus películas, son verídicos. Si existiese algún error con sus historias, sería totalmente culpa mía, aunque de forma involuntaria.

Hace mucho tiempo que quería escribir sobre las actrices favoritas de mi padre. Todo lo que cuento sobre su preferencia hacia ellas y su forma de nombrarlas, es cierto. También lo dicho sobre los actores. No era, sin embargo, un gran aficionado, ni conocía los detalles que en el relato le atribuyo, pero sí supo transmitirme a mí el amor por el cine de los años dorados de Hollywood y vimos muchas de esas películas juntos. Nunca habrá un tiempo como aquel.

Yo no estudié cinematografía, solo soy una aficionada más al cine y a las películas de Hollywood.

AlmaLeonor_LP

SANTIAGO

SANTIAGO

Imagen: AlmaLeonor

Esta noche ha pasado Santiago
su camino de luz en el cielo.
Lo comentan los niños jugando
con el agua de un cauce sereno.

¿Dónde va el peregrino celeste
por el claro infinito sendero?
Va a la aurora que brilla en el fondo
en caballo blanco como el hielo.

¡Niños chicos, cantad en el prado
horadando con risas al viento!

Madre abuela, ¿cuál es el camino,
madre abuela, que yo no lo veo?

Mira bien y verás una cinta
de polvillo harinoso y espeso,
un borrón que parece de plata
o de nácar. ¿Lo ves?
Ya lo veo.

Madre abuela. ¿Dónde está Santiago?
Por allí marcha con su cortejo,
la cabeza llena de plumajes
y de perlas muy finas el cuerpo,
con la luna rendida a sus plantas,
con el sol escondido en el pecho.

¡Niños chicos, cantad en el prado,
horadando con risas al viento!

Federico García Lorca “Poemas” (1921)
(Balada ingenua)
25 de Julio de 1918 (Fuente Vaqueros, Granada)

 

Dedicado a mi amigo Marlon James Sales Sangalan.

LA TRAICIÓN

LA TRAICIÓN

Imagen: Oscar Seco

“Aunque determinados escritores avalados únicamente por sus miles de lectores pretenden esparcir el infundio de que la causa de la guerra civil española está en la propia instauración de la Segunda República o, como muy cerca, en la llamada Revolución de Octubre de 1934, lo cierto es que  tan brutal conflicto fue originado por el fracaso ante la toma del Estado de una sublevación militar iniciada a mediados del mes de julio del año 1936.

Es decir, que si el origen del franquismo está en la Guerra Civil y esta lo tiene a su vez en una rebelión llevada a cabo por militares, Franco entre ellos, que habían jurado fidelidad a una Constitución… el franquismo nació de una traición.

Jose Luis Ibáñez Salas
“El Franquismo” (2013) Silex Ediciones: Madrid.

LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y LAS MUJERES

LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y LAS MUJERES

Imagen: Sans-Culotte con sus armas (1790)

“La Revolución francesa fue considerada por las feministas del siglo XX como un punto de inflexión en la lucha por la emancipación femenina en el reconocimiento del papel de la mujer como ciudadana, en el derecho a su participación política en la esfera pública y, en definitiva, en la evidencia de su protagonismo social, al menos, en los mismos términos de visibilidad que el sexo masculino. La novedad fundacional de la Revolución es que va a procurar a las mujeres el argumento de su lucha: la igualdad de la condición de ciudadanas. La respuesta política de la sociedad salida de la Revolución será contraria a ese reconocimiento y la respuesta social se traducirá en una mayor obstinación doméstica, confinando ambas a la mujer al clásico rol femenino del hogar con las mismas tesis moralizantes, pero ahora, de corte liberal y republicano.

Las mujeres francesas reprenden a los que no se comportan como buenos ciudadanos.

En 1792, en 1793, en 1795… en todos los episodios revolucionarios que se producen desde 1789 en la Francia convulsa de la Revolución, la Convención y el Directorio, las mujeres, «forman grupos y llaman a los hombres a la acción tratándolos de cobardes» Pero son ellos los que acaban dirigiendo los conatos, los que los llevan a término, los que forman las asambleas decisorias y los que, finalmente, impiden el acceso de la mujer a toda estructura organizativa derivada de dicha acción. Y ni estarán en la Guardia Nacional, ni en la Asamblea.

Esta faceta activa, sin embargo, también tiene su reflejo en el discurso político. Las mujeres revolucionarias, como  la francesa Pauline León (1768-1838), fundadora del Club de ciudadanas republicanas y líder de las sans-culloterie, escriben panfletos, peticiones, discursos, opúsculos, escritos en nombre propio o en nombre de un colectivo ―o de su colectivo―, dirigidos al común de la sociedad y, por lo tanto, incursionando en la esfera pública desde una posición política, ya no solo patriótica. Ellas también dejaron oír su mensaje político.

Club patriótico de mujeres en 1793, luego suspendidos.

Uno de los colectivos femeninos más activos, el conocido como las sans-culloterie, invadiendo el espacio político-social, «lanzaron una campaña para obtener una ley que obligue a todas las mujeres a llevar la escarapela tricolor», redactando ellas mismas la petición que se presentará ante la Convención. Un gesto que suponía un paso importante en su reconocimiento como ciudadanas. También el Club de Ciudadanas Republicanas Revolucionarias, asociación de vida efímera durante el año 1793, intervino políticamente en los conflictos antes de ser prohibido el 30 de octubre de ese año, junto con todos los clubes franceses de mujeres. La Convención, los hombres y la sociedad salida de la Revolución lo quisieron dejar muy claro: «No es posible que las mujeres ejerzan los derechos políticos» (declaración del Diputado de la Convención, el masón Jean-Pierre-André Amar, miembro del Comité de Seguridad Nacional, que fue quien auspició el cierre de los clubes de mujeres). No pensaron siquiera que las mujeres no aceptarían conformarse con eso.”

Citas de: Duby, Georges et alli. (ed.) (2000), Historia de las mujeres en Occidente, Vol. 4 El Siglo XIX,  dirección de Geneviève Fraisse y Michelle Perrot, capítulos españoles bajo la dirección de María José Rodríguez, Madrid, Taurus.

Mª del Pilar López Almena
VISIBLES. MUJERES Y ESPACIO PÚBLICO BURGUÉS EN EL SIGLO XIX

 

RÉPROBUS

RÉPROBUS

Icono griego de autor desconocido: Sts Stephen y Christopher.

El santoral ortodoxo griego, no así el católico, reconoce a un santo cinocéfalo, San Cristóbal de Licia, que aparece con cabeza perruna en algunos iconos. Al parecer, esta representación deriva de una leyenda que le sitúa como un marmaritae, un norteafricano o bereber del siglo III ó IV, de nombre Réprobus ―significa «malvado» o «sinvergüenza»― que quería servir al señor más fuerte y temido del mundo, más que él mismo. Después de empeñarse al rey de Licia, en la península de Anatolia, buscó sin encontrarle, a Jesús, temor de reyes y del mismísimo Satanás. Cuenta la hagiografía que, convertido al cristianismo ejerció de porteador de personas para travesar un río, y un día trasladó sobre sus hombros a un niño sin saber que era aquel al que estaba buscando, Cristo, quien agradecido le nombró allí mismo como Cristóbal ―en griego, Cristóforo, «el que lleva a Cristo»―. En el siglo XIII el dominico italiano Jacopo della Voragine (1230-1298) escribió la obra hagiográfica La Leyenda Dorada, una recopilación de la vida de unos 180 santos y mártires cristianos, en la que sitúa al santo, cuyo nombre aquí es Ofero, como «cananeo», o sea natural de Canaán, de donde es posible que terminase siendo identificado, por confusión, como canineus (canino) e iconografíado con cabeza de perro en la iglesia griega.

AlmaLeonor_LP
(Párrafo de mi próxima obra aún sin publicar: LA HISTORIA DESDE EL HELICON: CANIS AND FELIS)

Hoy, 10 de Julio, el santoral católico celebra la festividad de San Cristóbal, patrón de los conductores. 

San Cristóbal (1440/50), por Jan Van Eyck.