BEFOREIGNERS

BEFOREIGNERS

El otro día me vi los cinco primeros capítulos (los únicos disponibles en HBO por el momento) de la serie noruega “Beforeigners”, que significa “Visitantes”. El planteamiento es curioso, pues se trata de gentes de otras épocas históricas que un buen día aparecen en los mares de todo el mundo. La serie se centra en lo que ocurre en Noruega, en Oslo, tras varios años de llegadas, pero los visitantes aparecen en todas partes y siguen llegando. Y más curioso aún es que una de esas visitantes, una mujer vikinga, una guerrera vikinga para ser más exactos, acaba siendo policía tras un curso de entrenamiento en la academia, y la colocan como compañera de un policía drogadicto (Lars Haaland, interpretado por Nicolai Cleve Broch) que se ha separado de su mujer y esta vive con su nueva pareja, un hombre del siglo XIX también llegado como visitante. El lío está servido. Un matrimonio separado no solo por sus diferencias conyugales, sino también por la procedencia histórica de sus parejas… aunque una sea marital y la otra laboral.

En realidad esto de una pareja atípica de policías ni siquiera es un argumento novedoso, pues hay muchas, muchísimas, series policíacas que se centran en una pareja mixta, hombre y mujer habitualmente, aunque también del mismo sexo, en la que uno de los dos tiene un “poder” especial, una percepción especial, una sabiduría especial… con la que resuelven casos. Ya saben, o es un escritor (“Castle”), o es un medium (“Medium”), o es un falso médium (“El Mentalista”),  o es un Sherlock Holmes moderno (“Sherlock” y “Elementary”), o es un inmortal (“Forever”), o es un vampiro (“iZombie”), o tiene una memoria ultraprodigiosa (“Imborrable”), o es un esquizofrénico con alucinaciones (“Perception”), o es un extraterrestre (“Alien Nation”), o… es decir, series de parejas de policías con uno de los miembros, cuanto menos, extraño, las hay a patadas últimamente… Y esta de “Beforeigners” es una de ellas, un policía y una mujer del pasado que es su compañera en el cuerpo.

Esta serie, sin embargo, me resulta original, aunque solo sea por el escenario noruego que permite extasiarse con sus paisajes y huir de las sempiternas calles estadounidenses, porque, en realidad, el desarrollo de los personajes parece un poco cogido por los pelos: un neandertal (en pelota picada) que monta una agencia de vigilantes, una vikinga que pese a llevar años en este tiempo no usa compresas, un tipo del siglo XIX que acude a un consejero matrimonial… en fin. La trama aún está por desentrañarse, pues al parecer hay algo extraño y oculto en esas “llegadas” de otro tiempo, y ya se verá por donde va este asunto o las líneas argumentales de cada uno de los protagonistas, que, por otro lado, mantienen las mismas tribulaciones personales… que si las drogas, que si la convivencia con hijos adolescentes, que si las enfermedades, que si los envidiosos compañeros de trabajo, que si los amigos juerguistas, que si un novio del pasado (en este caso MUY del pasado)…

Nicolai Cleve Broch en Fremvandrerne (2019)

Hay dos cosas que me han llamado la atención y me tienen enganchada a esta serie. Una, es el tono de voz de la vikinga (Alfhildr Enginsdottir, interpretada por la actriz Krista Kosonen) cuando habla en protonórdico, que es subyugante, o al menos a mi me lo parece. Y la otra, su música… la canción de cabecera “Ain’t No Love In the Heart of the City” (No hay amor en el corazón de la ciudad), de Bobby “Blue” Bland es una preciosidad que lamento no haber conocido antes.

Una banda sonora muy cuidada la de esta serie, lo que, por otro lado, es algo de lo que se ocupan muy seriamente en los últimos tiempos tanto en televisión como en cine. Aquí pueden ver y escuchar el resto de temas musicales de la serie.

Pero lo que quería yo destacar de “Beforeigners” es que no han querido sustraerse del racismo y la xenofobia de nuestro tiempo. Ellos no vienen de otro país, no son inmigrantes, son noruegos como los demás, pero no son de este tiempo, son del pasado. Y eso hace que haya protestas por su presencia y pintadas instándoles a volver a su casa… ¡¡pero si ya están en ella!! Y si nos ponemos “puretas” tienen más derecho a estar ahí que los “noruegos actuales”, aunque solo sea por antigüedad… Me resulta fascinante como un argumento tan manido últimamente contra los inmigrantes, que vienen de “fuera”, puede demostrar ser tan obsoleto solo con cambiar ubicación por tiempo…  A ver cómo evoluciona esta parte de la trama en los próximos episodios…

AlmaLeonor_LP

 

 

LA SABIDURÍA FEMENINA

LA SABIDURÍA FEMENINA

Imagen: Max Gasparini

Hay un Upanishad del siglo VII a.C. en que los dioses védicos están reunidos, y ven una extraña cosa amorfa delante, una especie de niebla, y preguntan: «¿Qué es eso?». Ninguno sabe lo que puede ser. Uno de ellos sugiere: «Iré a ver de qué se trata». Y va hacia esa cosa brumosa y dice: «Soy Agni, el Señor del Fuego; puedo quemar cualquier cosa. ¿Quién eres tú?». Y de la niebla sale una pajita, que cae en el suelo, y una voz dice: «Veamos si puedes quemar eso».

Agni descubre que no puede quemarlo. Así que vuelve a los otros dioses y dice: «¡Qué extraño es esto!». Se adelanta el Dios del Viento: «Probaré yo». Allá va, y sucede algo parecido. «Soy Vayu, Señor del Viento. Puedo arrastrar cualquier cosa.» Otra vez cae al suelo una pajita: «Veamos si puedes arrastrar esto». Y no puede.

El también regresa. Entonces Indra, el más grande de los dioses védicos, se aproxima, pero cuando está cerca la aparición se desvanece, y donde había estado se materializa una mujer, una mujer hermosa y misteriosa, que instruye a los dioses, revelándoles el misterio del fundamento de su propio ser. «Esto es el misterio último de todo ser», les dice, «del que vosotros mismos habéis recibido vuestros poderes. Y puede anular vuestros poderes, según Su voluntad.» El nombre indio para ese Ser entre los seres es brahman, que es un nombre neutro, ni masculino ni femenino.

Y el nombre indio para la mujer es Maya-Shakti-Devi (Diosa Dadora de Vida y Madre de las Formas). Y allí, en este Upanishad aparece como maestra de los dioses védicos en cuanto al fundamento último y fuente de sus poderes y existencia. 

Es la sabiduría femenina.

Es la mujer como dadora de formas. Es la que dio vida a las formas y sabe de dónde provienen. Vienen de lo que está más allá de lo masculino y femenino. De lo que está más allá del ser y el no ser. A la vez es y no es. Ni es ni no es. Está más allá de todas las categorías del pensamiento y la mente.

Joseph Campbell.

ENCUENTRO EN VITORIA-GASTEIZ

ENCUENTRO EN VITORIA-GASTEIZ

Estoy absolutamente emocionada con este evento organizado desde la Editorial Guante Blanco, que tendrá lugar el próximo día 4 de octubre en Vitoria-Gasteiz. Ahí estaré junto a grandes entre los grandes: Julio Corral San Román, Yvan Figueiras-Ruiz y Oscar Fábrega Calahorro, además del gran Enrique Echazarra.

Me emociona por varias razones… En primer lugar porque Vitoria es una ciudad a la que prometí volver y me encanta poder hacerlo en octubre… en segundo lugar por las ganas que tengo que volver a encontrarme en persona con Óscar Fábrega Calahorro y conocer a los grandísimos escritores que estarás presentes en el acto… y en tercer lugar, aunque no menos importante, porque ya tenía ganas de volver a hablar de LA MENTIRA Y LOS MENTIROSOS DE LA HISTORIA, de la que no he vuelto a hablar desde la Feria del Libro de Valladolid, así que estoy absolutamente emocionada y agradecida

¡¡Están todos invitados!!♥️♥️😍😍

TALIESIN

TALIESIN

Imagen: Maki Horanai (Japan – Surrealism)

Para Elphin soy el primer bardo en jefe.
Mi país original es la región de las estrellas del verano;
Idno y Heinin me llaman Merddin,
Pero más tarde los reyes han de llamarme Taliesin.
Estuve con mi Señor en la más alta esfera,
Caí con Lucifer en las profundidades del infierno.
He llevado un pendón ante Alejandro;
Sé los nombres de las estrellas de norte a sur;
He estado en la galaxia en el trono del Distribuidor;
Estuve en Canaán cuando Absalón fue muerto;
Llevé el Espíritu Divino al nivel del valle de Hebrón;
Estuve en la corte de Don antes de que naciera Gwdion.
Fui instructor de Eli y de Enoc;
Me dio alas el genio del espléndido báculo;
He sido locuaz desde antes de que me fuera dado el don de la palabra;
Estuve en el lugar de la Crucifixión del Misericordioso Hijo de Dios;
He sido tres veces aprisionado en la prisión de Arianrod;
He sido jefe máximo de los trabajos de la torre de Nemrod:
Soy un milagro cuyo origen no se conoce.
He estado en Asia en el Arca con Noé,
He visto la destrucción de Sodoma y Gomorra;
Estuve en la India cuando Roma fue construida,
Y ahora vengo aquí, a las ruinas de Troya.
Estuve con mi Señor en el pesebre del asno;
Conforté a Moisés a través de las aguas del Jordán;
He estado en el firmamento con María Magdalena;
Obtuve la musa del caldero de Caridwen;
He sido el bardo del arpa de Lleon de Lochlin.
He estado en la Colina Blanca, en la corte de Cynvelyn,
Estuve por un día y un año en cepo y grilletes,
He sufrido hambre por el Hijo de la Virgen,
Me he nutrido en la tierra de la Deidad,
He sido el maestro de todas las inteligencias,
Soy capaz de instruir al universo entero.
Estaré sobre el rostro de la tierra hasta el día del juicio
Y no se sabe si mi cuerpo es de carne o de pescado.
Luego, estuve durante nueve meses
En el vientre de la bruja Caridwen;
Originalmente fui el pequeño Gwion,
Y ahora soy Taliesin.

Taliesin (c. 534–599)
Poeta (bardo) galés.

SEPTIEMBRE

SEPTIEMBRE

El mes de Septiembre, que comienza hoy, era originalmente el mes número SIETE del año, mes del inicio de LIBRA. Entramos en los meses con “r” del calendario, la antesala del OTOÑO… para algunos tiempo de melancolía. Es el mes de mi estación favorita, de mi signo zodiacal y de mi número de la suerte…  y la canción es preciosa en la voz de Bruno Lomas

¡¡FELIZ SEPTIEMBRE!!

LAMENTO DE ARIADNA

LAMENTO DE ARIADNA

Imagen: Marina Krasnitskaya

¿Quién me da calor, quién me ama todavía?
¡Dadme manos cálidas!
¡Dadme un anafre para el corazón!
Tendida, estremecida,
como una tenue mortecina a quien calientan los pies,
agitada ¡ay! por fiebres desconocidas,
temblando ante afiladas, gélidas flechas de hielo,
acosada por ti ¡pensamiento!
¡innombrable! ¡oculto! ¡atroz!
¡cazador tras las nubes!
Hundida por tu rayo,
ojo sarcástico que me mira en la penumbra.
Así yazgo,
me encojo, me retuerzo, atormentada
por todos los martirios perpetuos,
herida por ti,
el más cruel cazador,
tú desconocido —Dios…
¡Hiere más adentro!
¡hiere una vez más!
¡Desgarra, desgarra este corazón!
¿Qué es este martirio?

Friedrich Nietzsche
Ditirambos Dionisiacos

Nietzsche daba el nombre de Ariadna a Cósima Wagner.

CUENTO AZUL

CUENTO AZUL

Imagen: Million Shades of White

Los mercaderes procedentes de Europa estaban sentados en el puente, de cara a la mar azul, en la sombra color índigo de las velas remendadas de retazos grises. El sol cambiaba constantemente de lugar entre los cordajes y, con el balanceo del barco, parecía estar saltando como una pelota que rebotara por encima de una red de mallas muy abiertas. El navío tenía que virar continuamente para evitar los escollos; el piloto, atento a la maniobra, se acariciaba el mentón azulado…

Marguerite Yourcenar
El día Azul (30 de agosto de 2019).

EL GAVILÁN Y EL RUISEÑOR. JUSTICIA E INJUSTICIA

EL GAVILÁN Y EL RUISEÑOR. JUSTICIA E INJUSTICIA

Imagen: Gabriel Pacheco

Ahora contaré una fábula a los reyes, aunque también ellos sean sensatos. Ved cómo hablaba un gavilán a un ruiseñor de moteado cuello, al que llevaba bien alto, entre nubes, apresándolo en sus garras. Y él, traspasado por las corvas uñas, gemía lastimeramente; el gavilán con altivo tono le dijo estas palabras:

-Infeliz, ¿por qué chillas? Te tiene alguien mucho más fuerte que tú. Irás allí donde yo te lleve, por muy cantor que seas. Contigo haré mi cena, o te soltaré, según me plazca. ¡Insensato, el que pretende medir su fuerza con quienes son superiores a él! Privado se ve de la victoria, y a más de infamias, sufre dolores.

¡Perses! Tú escucha a la justicia, y no agrandes la insolencia. La insolencia es mala para el mísera mortal. Ni aun el procer puede fácilmente sufrirla, sino que es abrumado por ella cuando viene a caer en alocados trances. Senda que conduce al otro lado, en busca de lo justo, es más ventajosa. Justicia sobre Insolencia reina, cuando el fin de su curso alcanza: sufriendo el tonto aprende.

Deprisa corre Juramento, en pos de las torcidas sentencias. Y hay un clamoreo de Justicia, al ser arrastrada por doquiera la conduzcan los tragones de regalos, cuando dictan sus normas basándose en torcidas decisiones. Ella les sigue, llorando, por la ciudad y moradas de pueblos [vestida de bruma, portando ruina a los hombres] que la proscriben y no la administran en forma recta.

Mas quienes dictan para extranjeros e indígenas sentencias rectas, y en nada se apartan de lo justo, prospérales la ciudad, y sus gentes florecen en ella; por su tierra se extiende la Paz nodriza de mozos, y nunca a ellos asigna la dolorosa guerra el longitonante Zeus. Nunca a varones de recta justicia acompañan Hambre ni Aflicción, sino que en convites consumen la cosecha que con amor lograron. La tierra les procura rica subsistencia, y en los montes, la encina lleva, por la copa, bellotas; por el centro, abejas. Lanosas ovejas se vencen al peso de sus vellones. Engendran las mujeres hijos semejantes a sus progenitores. Se enriquecen con bienes sin tasa; no han de irse en las naves, pues el fruto lo da la fecunda gleba.

Pero aquellos que se ocupan de la Insolencia nefasta y de criminales obras, para esos tales reserva su Justicia el hijo de Crono, longitonante Zeus. A menudo la ciudad entera se ye privada de un vil rufián, aquel que peca y maquina maldades. Sobre ellos, desde el cielo, deja caer gran ruina el Cronión, Hambre y Morbo a la vez; van muriendo las gentes, las mujeres no conciben, se extinguen los hogares, por los designios de Zeus Olímpico. Y según las ocasiones, el Cronida les destruye vasto ejército o una muralla, o se cobra en el mar su vindicta con las naves de aquellos.

¡Reyes! Parad mientes, también vosotros, en esta Justicia. Cerca están, entre los hombres, los Inmortales: se fijan en aquellos que, con torcidas sentencias, entre sí se ultrajan, sin cuidarse del temor a los dioses. Tres veces diez mil, sobre la tierra nutricia son los Inmortales, por encargo de Zeus, custodios de los mortales hombres. Ellos vigilan las sentencias y criminales obras, vestidos de truma, visitando toda la tierra. Existe también una doncella, Justicia, hija de Zeus, gloriosa y augusta para los dioses que el Olimpo habitan. Y siempre que alguien la ofende empleando torcidos agravios, al puntó acude a sentarse a la vera de Zeus, su padre, el Cronión, y denuncia el intento de hombres injustos.

El pueblo termina pagando las locuras de los reyes que, urdiendo aflicciones, por senderos descarriados desvían sus sentencias, alegando tortuosas razones. Precaviendo estas cosas, enderezad vuestros juicios, ¡oh reyes tragones de obsequios!, y olvidaos totalmente de torcidas sentencias. El hombre que prepara males a otro, se los prepara a sí mismo; la intención funesta es, para quien la concibió, funestísima. Pues todo lo ve el ojo de Zeus, y todo lo sabe; también hasta aquí, sin duda, alcanza su mirada, si quiere, y no se le oculta qué clase de justicia es esta que la ciudad en su interior guarda.

Y ahora ¡ que no sea yo justo entre los hombres, ni mi hijo!, puesto que es malo ser varón justo, si el injusto ha de obtener mayor ventaja. Mas, tal final, no espero que lo cumpla Zeus previsor, ¡Perses! Tú pon estas palabras en tus mientes, y a la justicia escucha, mas olvídate por entero de la violencia. Este destino dispuso el Cronión para los hombres; que, peces, bestias y aves aladas se devoren unos a otros, pues no existe la justicia entre ellos. A los hombres, en cambio, les dio la justicia, que es con mucho la más excelente norma. Pues si uno se presta, con conocimiento, a dictaminar lo justo, a este concade ventura el longitonante Zeus. Quien, por el contrario, recurriendo a testimonios, premeditadamente jura en falso y miente, con lo que daña la justicia e incurre en extravío incurable…, de ese tal, quedará disminuida la descendencia de un porvenir; mientras, que la descendencia de un varón fiel al juramento será, en el futuro, superior.

Hesíodo
Los Trabajos y los días (700 a. C.).

 

EL AJEDREZ Y LAS MATEMÁTICAS

EL AJEDREZ Y LAS MATEMÁTICAS

Resultado de imagen de art painting axedrez
Imagen: Konrad Biro

En un reino al noroeste de la antigua India, había un poderoso rey, llamado Rai Bhalit, tan rico y rodeado de todos los placeres que de ninguno de ellos gozaba. Ordenó a uno de sus sirvientes, llamado Sissa, que creara un juego capaz de entretenerle. Pasado algún tiempo Sissa presentó a su señor un juego que emulaba la guerra y que se jugaba en un tablero con sesenta y cuatro casillas, alternativamente blandas y negras dispuestas en ocho filas y ocho columnas, al que llamó Ajedrez (Shakedrez, en honor a su hijo llamado Shahk).

El rey quedó tan encantado con su nuevo entretenimiento que le permitió escoger su recompensa. Sissa le dijo: —«Señor, soy hombre modesto, y me conformaría con que me paguéis un grano de trigo por el primer cuadrado, dos por el segundo, cuatro en el tercero, ocho en el cuarto, etc.». Es decir por cada cuadrado del tablero del Ajedrez el doble de granos de trigo que contenía el anterior, empezando por la primera casilla con un solo grano de trigo.

El rey, encantado por la modesta petición de Sissa accedió en seguida, pero su alegría pronto se trocaría en ira cuando ni los más sabios del reino eran capaces de calcular el número de granos de trigo que habría que entregarse a Sissa. Cuando le dieron la cifra se dio cuenta de que ni con todo el trigo de su país alcanzaría a pagar semejante suma y pensando que era una burla mandó matarle.

La cifra, realmente astronómica, es esta: 18.446.744.073.709.551.615, es decir, 2 elevado a 64 menos uno. O, también, estimando que en un kilogramo de trigo hay unos 20.000 granos, unas 922.337.203.685 toneladas métricas de trigo. La producción mundial de trigo de la cosecha del año 2017​, según la FAO, fue de 771.718.579 Toneladas métricas, lo que supone que para pagar hoy a Sissa su precio por el juego del Ajedrez, se le tendría que entregar la producción mundial de trigo de 1.195 años. Una acumulación de trigo que equivaldría a una montaña más grande que el monte Everest. Casi nada…

Fuentes: Wikipedia; La leyenda de Sissa.