TU AUSENCIA ES UNA FORMA DEL INVIERNO

TU AUSENCIA ES UNA FORMA DEL INVIERNO

Almudena Grandes (Pinterests)

COMO el cuerpo de un hombre derrotado en la nieve,
con ese mismo invierno que hiela las canciones
cuando la tarde cae en la radio de un coche,
como los telegramas, como la voz herida
que cruza los teléfonos nocturnos
igual que un faro cruza
por la melancolía de las barcas en tierra,
como las dudas y las certidumbres,
como mi silueta en la ventana,
así duele una noche,
con ese mismo invierno de cuando tú me faltas,
con esa misma nieve que me ha dejado en blanco,
pues todo se me olvida
si tengo que aprender a recordarte.

Luis García Montero
«Un mundo navegable» (2017)

Almudena Grandes
(7 de mayo de 1960 – 27 de noviembre de 2021)
«In Memoriam«


VISITA RELÁMPAGO A TORO

VISITA RELÁMPAGO A TORO

FACHADA DEL AYUNTAMIENTO DE TORO (ZAMORA)

Es lunes y sabemos que todo museo o lugar visitable con entrada está cerrado (incluidas iglesias y demás edificios religiosos, que ya les vale), pero aun así, como este día de noviembre amanece luminoso y claro, hemos decidido ir a visitar TORO, una localidad de la provincia de Zamora, que dista tan solo 79 km. de Valladolid y que no conocemos.

La ruta es fácil, salimos de Valladolid por la carretera Salamanca cogiendo enseguida la A-62 hasta encontrar la salida hacia Toro, no tiene pérdida. En apenas 55 minutos nos encontramos ya a las puertas de la localidad, vemos que no es difícil aparcar y lo hacemos en la misma avenida por la que hemos entrado (Av. de Luis Rodríguez de Miguel). Desde aquí vemos la primera referencia monumental, la Puerta de la Corredera, construida en 1602 en honor a Felipe III, que estaba incluida en el tercer recinto amurallado de la ciudad. Es la entrada natural al recito histórico de la ciudad de Toro.

Puerta de la Corredera

Esta puerta se construyó a semejanza de los arcos triunfales de la Roma Imperial, era decorativa y está realizada con grandes bloques de sillería. El arco es de medio punto y tres bolas decoran el frontón triangular. En la parte derecha del arco, visto desde la entrada a la ciudad, existe una inscripción de difícil lectura, pero la que se encuentra en su parte exterior central se puede leer perfectamente:

PHILIPPO III HISPANIARVN REGI LONGE POTENTISSIMO ET INVICTISSIMO SENATVS POPVLVSQVE TAVRISANVS DEDICAVIT. IIII IDVS FEBRVARII ANNO MDCII. REGIO VRBIS PREFECTO GARSIA SILVA FIGVEROA.

La ciudad de Toro, situada estratégicamente en una elevación sobre el río Duero, es reflejo de su notable papel histórico, de especial relevancia entre los siglos XII y XVI, en la que fue sede real y lugar de celebración de Cortes. Aquí, en la que fuera residencia regia en el Palacio de Diego de Ulloa y Sosa (siglo XV), del que hoy solo queda la portada después del incendio de 1923, se convocaron las Cortes por Fernando II de Aragón (1505), leyéndose el testamento de Isabel I de Castilla donde fue proclamada heredera Juana I y nombraba regente a su padre Fernando V de Castilla. En esta celebración de las Cortes de Toro de 1505 se promulgaron las célebres ochenta y tres Leyes de Toro, anticipo del moderno Código Civil (el primero de 1889). La Portada del Palacio de las Leyes se encuentra en la Calle Capuchinos, dentro de la zona más antigua de la ciudad, en la parte izquierda de la misma.

Verraco de la ciudad de Toro

Pese a que su nombre evidencia claramente la figura de un bovino, un toro, su etimología, documentada desde antiguo, deriva de «Campu Gothorum», es decir, «campo de godos», denominación que, desvirtuada con el paso del tiempo, llegó a convertirse en la actual Toro. No obstante, la figura del toro, el animal, recorre toda la población, empezando por su escudo, protagonizado por un toro y un león en posición rampante. También con una figura singular, un verraco (se denominan así genéricamente, siento algunos un gran cerdo y otros un pequeño toro, de la etapa final de la Edad de Bronce y principios de la Edad de Hierro, signo reconocible de los Vettones) que fue hallado en la ciudad y que para muchos es lo que justifica el origen de su nombre. También hay quien ve en este toro pétreo la prueba de que esta localidad fue el primitivo asentamiento vacceo de «Arbocala», población conquistada por Aníbal como menciona Tito Livio. Sin que nada de esto esté probado fehacientemente, el Verraco de Toro, realizado en granito, fue hallado en la ciudad por los repobladores cristianos en tiempos del Alfonso III de Asturias. Hoy en día está situado justo enfrente de la entrada del Alcázar de Toro, donde está situada la Oficina de Turismo, y un lugar privilegiado desde donde observar todos los maravillosos alrededores.

Alcázar de Toro

Me he desviado un poco de la ruta que seguimos. Desde la puerta de la Corredera, seguimos por la calle principal hasta dar con el Arco o Torre del Reloj, situada sobre la llamada Puerta del Mercado (siglo XV) una de las que flanqueaban el recinto amurallado de Toro. La torre data del siglo XVIII y se atribuye su diseño a Joaquín Churriguera. El reloj que le da nombre está en el segundo cuerpo de la torre y uno más abajo podemos ver una escultura del Sagrado Corazón de Jesús, justo en el lugar en el que originalmente se encontraba una capilla dedicada a la Virgen de las Nieves, que fue trasladada a la Iglesia del Santo Sepulcro (del siglo XII ha sido objeto de varias reformas hasta el siglo XIV), otro de los lugares que visitar en Toro, justo en la Plaza Mayor de la localidad, frente al Ayuntamiento.

Torre del Reloj sobre la Puerta del Mercado.
Sagrado Corazón de Jesús
Ayuntamiento de Toro
Iglesia del Santo Sepulcro

Como ya he dicho, no visitamos ningún edificio en su interior porque los lunes no es día de visitas, todo está cerrado (afortunadamente, la Oficina de Turismo estaba abierta), pero anotamos Toro para una próxima vez. Nos gustaría entrar en esta Iglesia del Santo Sepulcro y otros edificios sacros a los que ya no llegamos, como por ejemplo la Iglesia-Museo de San Sebastián de los Caballeros  y la Iglesia mudéjar de San Salvador de los Caballeros, hoy también museo de escultura medieval. Tampoco nos acercamos hasta la Iglesia de San Lorenzo el Real, una de las más antiguas de Toro (siglo XII) y que alberga numerosos sepulcros de gentes notables de los siglos XV y XVI. No obstante, para quien no tenga tiempo de hacer estas visitas o le pase como a nosotros que decide visitar Toro cuando los monumentos están cerrados, aquí se pueden ver. Es una página fantástica, de la Web de Turismo de Toro, con vistas panorámicas de la localidad y de todos sus monumentos, incluida una visita virtual en el interior de todos ellos.

Colegiata de Santa María la Mayor de Toro (Zamora)
Colegiata de Santa María la Mayor de Toro (Zamora)
Colegiata de Santa María la Mayor de Toro (Zamora)
Colegiata de Santa María la Mayor de Toro (Zamora)

Mención aparte merece la Colegiata de Santa María la Mayor, imponente edificio religioso alzado  unos cien metros sobre el rio Duero y desde donde se puede observar toda la vega. Construida a finales del siglo XII, es un ejemplo del románico de transición, que también se puede observar en otras localidades castellanas, como por ejemplo la Colegiata de Nuestra Señora de la Anunciada de Urueña (Valladolid) que visitamos el otro día y que presenta una similar factura, aunque la de Toro es más monumental y se reconocen en ella varios momentos constructivos después de algunos derrumbes, que llegan hasta el siglo XVI. Pero el pórtico occidental se acabaron durante el reinado de Sancho IV (1284-1295), gracias al mecenazgo de su esposa, la gran María de Molina.

Puerta Septentrional de la Colegiata
Puerta Septentrional de la Colegiata (Detalle)
Puerta Septentrional de la Colegiata (Detalle)

La Puerta Septentrional de la Colegiata, que pudimos admirar detenidamente, es del maestro Mateo, y muestra un gran número de figuras con instrumentos musicales (los Ancianos del Apocalipsis) en torno a una manifestación de la divinidad de Cristo, flanqueado por los santos intercesores, la Virgen y Juan. Es una preciosidad de puerta que no nos cansábamos de fotografiar. Y por lo que vemos en la web, merece muchísimo la pena visitar el interior.

Paseo del Espolón
Vistas desde el Paseo del Espolón

Nosotros disfrutamos de un día espléndido con una luz otoñal fantástica, sol aun con fuerza y algo de fresquete a primera y última hora, que invitaba a recorrer sus calles y alrededores. Andando, andando llegamos hasta la zona del Alcázar y el llamado Paseo del Espolón con vistas al río, los cortados que lo rodean y el impresionante Puente de Piedra. Un simpático toresano nos cuenta en este punto que se puede llegar hasta los alrededores del río desde una carretera que se ve muy bien desde aquí arriba, sin tener que hacerlo a través de los caminos que vemos partir desde el pueblo y que, aunque no presentan mucha dificultad, no me atrevo a realizar porque ya llevo mucho tiempo andando y no puedo abusar de mis rodillas.

Arco del Postigo (vista norte)
Arco del Postigo (vista sur)

Así que, después de entrar en la Oficina de Turismo, subir a lo alto del Alcázar y fotografiar el verraco de piedra, nos volvimos a la furgo callejeando y en la calle Trascastillo encontramos el Arco del Postigo, uno de los postigos de la antigua muralla de la ciudad (Toro llegó a contar hasta con tres recintos amurallados), que a finales de la Edad Media tenía abierta sobre el arco una capilla que se llamaba de Nuestra Señora de la Antigua. Hoy se puede ver un relieve de la Anunciación.

Área Recreativa Puente Mayor de Toro (Zamora)
Hora de Comer…

Ahora, ya en la furgo, nos dirigimos hasta donde nos indicó el simpático anciano que nos abordó en el Paseo del Espolón y nos encontramos con una estupenda chopera (aunque podría estar más arreglada, incluido el camino de acceso, que es de tierra, pero es fantástica) con mesas y bancos, justo al lado del río y desde donde se accede al Puente de Piedra, que según un cartel, es el Área Recreativa Puente Mayor de Toro. Nos ha encantado y vamos a comer aquí.

El río Duero es otro de los elementos protagonistas de Toro, ya que lo atraviesa de este a oeste. En este valle el río ha ido erosionando sus orillas llegando a alcanzar en algunos puntos los 6 km de anchura y creando cortados, terrazas, laderas, abarrancamientos y fondos de valle. El límite sur de la población es una ladera de una pendiente media del 25%, llamada «La Barranquera». En los alrededores del río se encuentran las tierras vinícolas del término municipal que han dado a esta localidad su Denominación de Origen Toro.

La Barranquera de Toro
El Puente de Piedra desde la Chopera

Ahora solo nos queda recorrer esta parte del río y atravesar el magnífico Puente de Piedra, de veintidós arcos apuntados, que en origen (en el siglo XI) fue de madera, y que mantiene una orientación paralela a la corriente del río, por lo que se supone que en origen la corriente del río tendría otra dirección. Fue construido en piedra de arenisca, y no de caliza toresana. Antiguamente unía el campamento romano de Villalazán con la ciudad vaccea de Arbucala, y durante la guerra de la independencia española, mientras las tropas francesas se retiraban en 1812, volaron dos de sus arcos tratando de impedir la llegada de Wellington. Pero hoy en día solo es un lugar de paseo peatonal desde donde observar su caudal, las islas del meandro y las grullas que se pasean de uno a otro lado con toda la majestuosidad de su vuelo.

La Colegiata desde el Puente de Piedra
El Puente de Piedra
El Puente de Piedra
El Puente de Piedra
El Puente de Piedra

Aquí nos pasamos buena parte de la tarde, fotografiando un montón de rincones embellecidos por los colores otoñales de la arboleda, los rayos de sol que los atravesaban y adornados por la estampa del puente que ofrecía miles de encuadres para tomar fotografías. No podemos olvidar las vistas de Toro y de su Colegiata en todo lo alto de la Barranquera, que junto al puente ofrecía unas vistas preciosas. La verdad es que no nos hubiésemos marchado de este lugar, absolutamente tranquilo (no vimos a nadie paseando por aquí mientras estuvimos nosotros, solo cuando nos marchábamos llegó una pareja) y bello que ofrecía, además, un curioso fenómeno sonoro: A un lado del río se escuchaba el bramar de las aguas al pasar por los pilares del puente y la escollera, que formaba remolinos y espumeaba de la fuerza con la que pasaba; al otro lado, ni un solo sonido y una inmensa calma.

El Puente de Piedra al caer la tarde

Fue un magnífico broche final a una excursión relámpago a Toro que nos dejó un maravilloso sabor de boca. ¡Precioso! Algunas imágenes más se pueden ver pinchando aquí o en la imagen de cabecera.

AlmaLeonor_LP

Postdata: Durante el recorrido por Toro salieron a mi paso una buena cantidad de imágenes pintadas en las paredes que merecen ser conocidas. Se pueden ver pinchando aquí, o en la imagen:

SI EL LENGUAJE…

SI EL LENGUAJE…

Imagen: Cristina Peri Rossi por Ilene Sova

Si el lenguaje
este modo austero
de convocarte
en medio de fríos rascacielos
y ciudades europeas
…Fuera
el modo
de hacer el amor entre sonidos
o el modo
de meterme entre tu pelo.

Cristina Peri Rossi, ganadora del Premio Cervantes 2021

¿A quién le daría el próximo premio Cervantes? 
A Cristina Peri Rossi, para que siga escribiendo.
(El País, 17 de enero de 2017)

LA VIDA SIN FUNDAMENTOS

LA VIDA SIN FUNDAMENTOS

Imagen: Francis Bacon (1979)

No hace mucho, en una conferencia, sentí que el expositor había escogido conceptos demasiado ajenos para él, y por eso no logró interesarme en el tema tanto como habría podido. Las cosas que describía no eran cercanas a su esencia, sino alejadas y superficiales. No había, por lo tanto, un planteamiento central en su exposición; hubiera sido mejor que él hablara desde sus propias experiencias, como lo hacen los poetas. El favor más grande que me han hecho es cuando me han preguntado lo que «yo pienso», y han escuchado mi respuesta. Me sorprende y me agrada cuando esto pasa ya que es un uso poco corriente de uno mismo, como si estuvieran familiarizados con el «instrumento». En general cuando alguien está interesado en mí es sólo para saber cuántos acres he medido de su tierra – soy un topógrafo – o a lo sumo se interesan en las noticias triviales que cargo. No buscan el alimento; se conforman con la cáscara. Una vez me pidieron una conferencia sobre la esclavitud, pero en realidad me di cuenta de que querían intervenir mi conferencia con sus propios postulados, dejándome una mínima parte a mí, así es que no acepté. Tengo como premisa, cuando me invitan a una conferencia en otro lado, que exista el deseo de oír lo que «yo pienso» sobre alguna materia, aunque pase por ignorante; pero nunca diré cosas «agradables» o complacientes con la audiencia. Tengo resuelto que les daré una fuerte dosis de mí mismo. Me han enviado llamar y se han comprometido a pagarme, yo iré, aunque los aburra sin precedentes.

Henry David Thoreau 

DÍA MUNDIAL DEL MOL

DÍA MUNDIAL DEL MOL

Hoy, 23 de octubre, y entre las 06:02 (06:02 a.m.) y las 18:02 (06:02 p.m.) se ha celebrado el Día Mundial del Mol (Mole), en el que se homenajea y recuerda a Amadeo Avogadro y su descubrimiento del Número o Constante de Avogadro. Sí, yo también me pregunto que es eso, vamos a descubrirlo juntos.

Amedeo Avogadro (1776-1856), que nació en Turín con el rimbombante nombre de Lorenzo Romano Amedeo Carlo Avogadro Bocado, y era conde de Quaregna y Cerreto, fue un físico y químico muy importante (además se licenció en Derecho Canónico y llegó a ejercer como abogado como su padre), que en 1811 formuló una de esas leyes de la física que todo interesado debe aprender:

«Volúmenes iguales de distintos gases bajo las mismas condiciones de presión y temperatura, contienen el mismo número de moléculas».

Pues casi que me quedo como estaba. Pero esta aseveración, realizada tras la teoría atómica de John Dalton y la ley de Gay-Lussac sobre los vectores de movimiento en la molécula, fue tan adelantada a su tiempo que se considera un avance importante en el estudio y desarrollo de la teoría atómica.

Amedeo Avogadro


Su descubrimiento fue más allá, llegando a nombrar un número, el Número de Avogadro que vino a ser definido inicialmente por Jean Baptiste Perrin en 1909 (en 1926 se le otorgó el Premio Nobel de Física por esto), como el número de átomos en un mol de hidrógeno. Bueno, eso es más fácil de entender, pero como los físico-quimícos nunca están de acuerdo con las definiciones sencillitas, quisieron ampliar más la descripción, y fue redefinido como el número de átomos en 12 gramos del isótopo carbono-12, posteriormente generalizado para relacionar cantidades de sustancias a sus pesos moleculares. Y todo esto porque en 1865 otro físico, Johann Josef Loschmidt, utilizó este método de Avogadro para estimar el diámetro medio de las moléculas en el aire, equivalente a calcular el número de partículas en un volumen determinado de gas. Muy complicado para haber sido descubierto por alguien que se interesó por la física y las matemáticas de forma tardía, pero no acaba ahí la cosa, desde la revisión efectuada en la 26ª Conferencia General de Pesas y Medidas (CGPM) celebrada en el año 2018, la Constante de Avogadro (símbolos: L, NA) tiene un valor exacto definido como 6,022 140 76 ×1023 mol−1.

¿Y que es ese Mol (Mole) que venimos mencionando desde el principio? Se preguntarán. Pues un Mol, explican los físicos, es una unidad de medida química que expresa la masa atómica o molecular de un elemento en el Sistema Internacional de Unidades (SI). ¿A que no tienen ni idea de lo que he dicho? Ya. Yo tampoco. Sigamos… Dicen los entendidos, que se calcula la masa molecular sumando las masas atómicas de cada elemento, multiplicado por el número de veces que aparece, expresando el resultado en gramos. El Mol es la cantidad de sustancia que contienen partículas (átomos, moléculas, iones, etc.) en 12g del isótopo de carbono 12. Un Mol de cualquier compuesto contiene una cantidad de moléculas igual al Número de Avogadro, utilizado para efectuar los cálculos químicos. Y el Número de Avogadro (símbolo: N0) equivale a la cantidad de 6,022 140 76 ×1023 expresada en notación científica, esto es 602 214 076 000 000 000 000 000 (seiscientos dos mil doscientos catorce trillones setenta y seis mil billones de unidades), una cifra mucho mayor que el número de granos de arena en todas las playas de la Tierra. Casi nada… Pero es fundamental para entender la composición de las moléculas y sus interacciones y combinaciones.


Llegamos al final. Como la forma decimal de la Constante de Avogadro se suele expresar con las cifras 6,02 x 1023, científicos norteamericanos (que parecen ser tan frikis como los amigos de The Big Bang Theory), pensaron que esa cifra expresa también una hora y fecha, concretamente las 6:02 horas (AM y PM) del mes 10 (octubre) en su día 23 (hoy), naciendo así el Día Mundial del Mol (mole, en inglés significa Topo, de ahí la imagen de cabecera).

La iniciativa se originó en un artículo de The Science Teacher a principios de la década de 1980, y a raíz de ello, Maurice Oehler (1933-2020), un profesor de química de secundaria de Wisconsin (a la izquierda en la fotografía), fundó la National Mole Day Foundation (NMDF) el 15 de mayo de 1991. La National Mole Day Foundation, es una organización sin ánimo de lucro cuya principal finalidad es estimular a estudiantes y maestros a afianzar conocimientos en materia de Química. Su propuesta, que nació en los EE. UU., se extendió enseguida a todo el mundo, sobre todo en los países de habla anglosajona: Sudáfrica, Australia, Canadá… Este Día Mundial del Mol invitan a los profesores de las facultades de química y física de las universidades, así como a los de las escuelas, institutos e instituciones educativas de todo el mundo, a realizar actividades diversas en sus clases para homenajear y recordar a Avogadro y su número imposible.

AlmaLeonor_LP

SANTA ÚRSULA DE COLONIA

SANTA ÚRSULA DE COLONIA

Imagen: Santa Úrsula, de Francisco de Zurbarán.

Ayer, 21 de octubre, un día curioso este año, pues coincide en ser un día 21 del año 21 del siglo 21, se celebró el día de Santa Úrsula, una santa canonizada por su muerte martirizada al no querer renegar de su virginidad prometida al catolicismo. Santa Úrsula protagoniza una historia muy curiosa sobre su martirio, al que suelen acompañar de otras once mil vírgenes. Sobre ella y la leyenda que la acompaña, se ha escrito mucho, y se ha representado en frisos, pinturas y esculturas en varios países europeos, sobre todo en Alemania, pero también en España, donde existen varias reliquias de la santa. Por ejemplo, cinco bustos que posee el Museo Diocesano de Arte Sacro de Álava, otros que se conservan en Astorga (León), los que se encuentran en  el Santuario de la Virgen de la Caridad de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y alguno más. Son, en total, unos 30 bustos-relicario que fueron donadas por el Emperador Carlos V a varias personalidades de su entorno. Son esculturas de estilo flamenco, datados entre 1520 y 1530, posiblemente realizadas en Bruselas, que contienen reliquias procedentes de Colonia. Santa Úrsula es patrona de dos municipios en Tenerife, uno de ellos con su propio nombre, Santa Úrsula.

Así conté su historia en Anatomía de la Historia hace ya algún tiempo, concretamente el 16 de septiembre del año 2013.

NÚMEROS Y CIVILIZACIONES CLÁSICAS (SEGUNDA PARTE)

Friso de Úrsula y ocho compañeras (siglo XV) en la iglesia de San Wendelinus en Hürth-Berrenrath (Alemania)

Otro mito cristiano habla de 11.000 vírgenes, entre las que se encontraba Úrsula, única hija del rey de Britania, que en el siglo VI cayeron en poder de los hunos y al no querer acceder a sus pretensiones de perder la virginidad, acabaron sacrificadas a manos de sus captores. El suceso acabó siendo devocionado por la Iglesia católica merced a Beatriz de Suabia, esposa del rey castellano-leonés Fernando III el Santo (siglo XIII).

Sin embargo, nada fue lo que parece. En principio solo una inscripción en piedra en la Iglesia de Santa Úrsula en Colonia (de fecha incierta, aunque pudiera ser del siglo V), menciona el suceso: “Un tal Clematius, un hombre con rango senatorial, que al parecer vivía en el Oriente antes de ir a Colonia, fue guiado por frecuentes visiones para reconstruir en esta ciudad, en tierra de su propiedad, una basílica que había caído en ruinas, en honor de las vírgenes que sufrieron martirio en ese sitio”.

No es hasta el siglo IX o X cuando el romancero alemán cuenta ya la historia de la joven Úrsula, aunque con diferentes versiones. Básicamente: viajaba a Roma en peregrinaje por tener que contraer matrimonio (pactado por su padre) con un príncipe bretón, pagano, siendo ella ferviente católica. En la comitiva viajaban diez doncellas de su corte (Martha, Saula, Brítula, Gregoria, Saturnina, Sencía, Pinnosa, Rabacia, Saturia y Paladia) y en el camino de regreso (tras tres años de viaje, aunque otras narraciones hablan de un naufragio), un 21 de octubre, en la agreste Germania fueron capturadas por el rey de los bárbaros hunos, quienes, al parecer, sí que acabaron con sus vidas.

Un documento monacal del año 922 relataba el suceso: “Dei et Sanctas Mariae ac ipsarum XI m virginum”.

El error se pudo producir al reproducir la frase como “undécima millia virginum” (once mil vírgenes) en lugar de la forma correcta “undécima mártires virginum” (once mártires vírgenes). O también pudo venir el error por la última de las doncellas de Úrsula, una jovencita a la que llamaban “la úndecimilla”. Cosas del latín o no, el error se mantuvo, se aceptó y se extendió por toda Europa junto con las consabidas reliquias de las mártires santas (nunca han sido canonizadas, no obstante) veneradas sobre todo en Colonia (Alemania).

El embarque de Santa Úrsula, por Claudio de Lorena

Alma Leonor López Pilar

COVER CODE

COVER CODE

Imagen: Jaume Plensa

Bestelako kodea aldarrikatu nahi dut:
hitzarena ez bezalako kodea,
hizkera ez-hitzezkoa,
oroimenean kondenatu ezineko lengoaia,
zinak gezurta ditzakeen berbakera,
erreklamazio-libururik eta
tarifa-zerrendarik gabeko mintzo mutua,
mezu anbiguoaz itxuraturiko jario askea,
adierazi gura ez denaren adierazpidea.
Miren Agur Meabe
«Cover Code» (2000).

Quiero reivindicar otro código:
código distinto del de la palabra,
lenguaje no verbal,
lenguaje incondenable en la memoria,
la palabra que puede desmentir los juramentos,
libros de reclamaciones y
habla muda sin lista de tarifas,
el libre flujo configurado con mensaje ambiguo,
expresión de lo que no se quiere expresar.
Miren Agur Meabe (Traducción especialmente realizada para esta entrada por mi amiga Maite F. M.)
«Cover Code» (2000).

Miren Agur Meabe, es la primera autora en ganar el Premio Nacional de Poesía con una obra en euskera, «Nola gorde errautsa kolkoan» (Cómo guardar ceniza en el pecho), y lo dedica a su idioma y a Euskadi. El poema que traigo aquí no pertenece a este libro, pero es igualmente bello.
AlmaLeonor_LP

EL CANTERO

EL CANTERO

Imagen: Oskar Schlemmer

Había una vez un cantero insatisfecho de su vida, que un día vio pasar un comerciante a su lado y pensó:

-¡Quién pudiera ser un comerciante, desearía ser como él!

Repentinamente se transformó en comerciante, gozando de toda clase de lujos, hecho que provocó la envidia de todos sus vecinos menos ricos que él. Entonces pasó un alto funcionario, llevado en alzas con su silla, bien escoltado, rico y al que todos hacían reverencias. Entonces pensó.

-¡Qué rico es el funcionario, me gusta la vida que lleva, quién pudiera ser funcionario!

Al instante se transformó en funcionario, fue llevado en su silla y odiado y envidiado por todos. Una tarde calurosa miró al cielo, la silla estaba pegajosa por el calor y vio el sol brillar.

-¡Qué poderoso que es el sol, quien pudiera convertirse en sol!

En ese mismo instante se había transformado en sol, brillando poderosamente, arrasando campos, maldecido por los granjeros y los trabajadores. Hasta que una nube se interpuso entre él y los campos que asolaba.

-¡Qué poderosa es la nube que amenaza tormenta! ¡Cómo deseo ser una gran nube negra!

Entonces se transformó en una gran nube, inundando campos y aldeas y fue increpado por todos. Al poco vio como era arrastrado por el viento con mucha fuerza.

-¡Qué fuerza tiene el viento! ¡Desearía ser como él!

Entonces se transformó en viento, arrasando las tejas de las casas, los árboles y fue odiado y maldecido por todos los que sufrían su devastación. Al poco se frenó contra algo fuerte y poderoso que le impedía avanzar por mucho que soplara contra ella. Era una gran roca.

¡Qué poderosa es esa roca! ¡Cómo me gustaría ser una roca fuerte y poderosa!

En ese momento se transformó en una roca fuerte y poderosa, la más grande de la tierra. Pero mientras estaba allí oyó el ruido de un cincel golpeado por un martillo en la dura superficie y vio que estaba siendo cambiado. En ese momento se preguntó…

-¿Qué puede ser más poderoso que yo, la roca?

Entonces bajó la mirada y vio enfrente de él la figura de un cantero.

Moraleja: Nunca sabes lo poderoso y afortunado que eres hasta que dejas de serlo.

Cuento popular.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

¡¡Feliz Cumpleaños AlmaLeonor!! (esta foto ya tiene unos añitos)


Los años entre los cincuenta y los setenta son los más difíciles. Siempre te piden que hagas cosas, pero no estás lo suficientemente decrépito para no hacerlas.
T.S. Elliot

Hoy me alcanzan a mi los 58 y no se si cumplo el adagio de Elliot, pero ahí estamos. ¡Tómense una copichuela a mi salud!
AlmaLeonor_LP

LA CONTINUIDAD Y EL ESTADO DE ÁNIMO

LA CONTINUIDAD Y EL ESTADO DE ÁNIMO

Imagen: Teresa Duck

El estado de ánimo del que vive de manera estética es siempre excéntrico, pues tiene su centro en la periferia. La personalidad tiene su centro en sí misma, y quien no se posee a sí mismo es excéntrico. El Estado de ánimo del que vive de manera ética está centralizado; él mismo no está en el estado de ánimo, no es el estado de ánimo, sino que tiene un estado de ánimo, lo tiene en él. Trabaja en pos de la continuidad, y esta es siempre dueña del estado de ánimo.

Søren Kierkegaard (“O lo uno o lo otro II”, 1843)

Según la Wikipedia, Søren Kierkegaard, escribió este libro (“O lo uno o lo otro”, en dos volúmenes, en 1843) para explorar la fases o etapas estéticas y éticas de la existencia, dentro del asunto central de la obra, que es dar respuesta a la fundamental pregunta de Aristóteles «¿Cómo deberíamos vivir?». El filosofo Wilfried Greve aclara que en la obra «Hay tres esferas de la existencia: la estética, la ética, la religiosa», que conforman la teoría de Kierkegaard sobre los estadios de la existencia, una teoría de los modos de conformación de la existencia humana, de las actitudes vitales primordiales, de las posibilidades existenciales y de su jerarquía… Efectivamente, yo tampoco entiendo a Kierkegaard…
AlmaLeonor_LP