DESTINO INCIERTO

DESTINO INCIERTO

Imagen: Ramon Casas i Carbó

Relato finalista en el VIII Certamen de Microrrelatos Ateneo de Mairena del Aljarafe (Sevilla)

Le insisto acerca de la trascendencia del destino, pero es como darse contra un muro: persevera en que el destino resulta irrelevante si no nos esforzamos en disfrutar del trayecto, que solo desea experimentar una inédita experiencia a cada minuto, que la incesante concatenación de hallazgos inesperados enriquece nuestro devenir… que carece de lógica obsesionarse con el destino.

Estrangulo el asentimiento en mi garganta. Lleva razón: nadie argumentó jamás con tamaña nitidez mi verdadera misión en la vida.

Empero, enfrentándome a dicha lógica aplastante, reniego de ella y repito que en esta agencia de viajes no trabajamos así.

Blog Las Crónicas del Otro Mundo

«Las Crónicas del Otro Mundo»,
Adrián E. Belmonte y Carlos López,
Editorial Amaranta

AL BORDE DE LA NATURALEZA

AL BORDE DE LA NATURALEZA

LA IDEA
El ordenamiento de los objetos debe tener un hilo conductor que sirva para transmitir un contenido. Este es el aspecto más importante a la hora de empezar a plantearse montar una exposición. Tener un criterio en torno al cual van a seleccionarse y a ubicarse las fotos que vayamos a exhibir. Esto quiere decir que hay que elegir una temática, una idea guía, una
intención principal hacia la cual va a dirigirse la composición del espacio que vayamos a disponer. Hay que partir de algún punto, hay que definir cuál será el motivo principal de la exposición que vamos a organizar. La selección de las fotografías es la clave del éxito.

LA LEY DE LA SEMEJANZA
En el ámbito expositivo COMPONER significa ordenar el espacio y este espacio, además, ha de estar dispuesto bajo un criterio que consiga una muestra armónica, homogénea, que evite los contrastes violentos. Esto es conocido como la ley de la semejanza. Una de las cosas más importantes que tendremos en cuenta a la hora de montar una exposición, es dar la sensación de que el espacio nos invita a estar y, sobre todo, a mirar. Y de la armonía que se desprendan estas dos sensaciones dependerá la calidad del mensaje que pretendamos transmitir.

AL BORDE DE LA NATURALEZA
Una mirada abierta más allá de todo lo que nos rodea.
El marco en la naturaleza lo pone tu mirada.

Exponer es avanzar en la carrera del fotógrafo como artista.
Intencionalidad: Reflejar y mostrar una profunda veneración por la belleza y la libertad del mundo natural.

Pero el arroyo siguió fluyendo. Uniendo el Pasado y el Futuro.
Su búsqueda fue larga. Pero segura.
Pues el Espíritu vivía, esperando.
Liberado, resurgió su Poder.
El Lobo recobró su libertad. La Tierra toda.

LA LEYENDA DEL LOBO CANTOR
(George Stone)
Para llegar a la montaña tienen que atravesar 7 valles: el
valle de la búsqueda, el valle del amor sin límites, el valle del
conocimiento, el valle de la independencia (de la libertad), el
valle de la pura unidad, el valle del vértigo del
enamoramiento que priva de toda certeza y, finalmente, el
valle de la pobreza y la muerte (el olvido de sí), valle más
allá del cual no se puede avanzar.
“El lenguaje de los pájaros”
(Farid ud-Din Attar)
La vida es un fulgor tan
breve que la ardilla,
rojo relámpago del
bosque,
hace todo deprisa;
por si la diera tiempo.

JOSÉ JIMÉNEZ LOZANO
LOS QUE INICIARON EL VIAJE SE CONVIRTIERON
EN SUS PROPIOS AMIGOS Y A LA VEZ ENEMIGOS
DE SÍ, PORQUE CADA CUAL ES PRISIONERO DE
SUS ILUSIONES.

“EL LENGUAJE DE LOS PÁJAROS”
(FARID UD-DIN ATTAR)
LIBERTAD
PORQUE SÍ, EL AGUA
ECHÓ A CORRER, SALTÁNDOSE EL REGATO.
¿HACIA DÓNDE?
¿Y QUÉ LE IMPORTA AL AGUA?

JOSÉ JIMÉNEZ LOZANO
No aprendas nada, y el próximo mundo será
igual que éste, con las mismas limitaciones y
pesos de plomo que superar.

JUAN SALVADOR GAVIOTA
(Richard Bach)

Proyecto Expositivo de mi marido, Jose María de la Portilla, trabajo teórico final del curso de fotografía que ha realizado durante los últimos seis meses. Todas las fotografías son suyas.

AlmaLeonor_LP

HUELLAS EN LA NIEVE

HUELLAS EN LA NIEVE

Imagen: Lily Seika Jones

«No me gustan las manadas. No nací para ser gregario. No me gustan las leyes dictadas por los clanes. No nací para dominar, ni para ser dominado. Nunca seré tu jefe… ni tu subordinado… pero, si quieres, correré contigo a través de la estepa hasta los lugares que nos están prohibidos; allí donde la manada no se atreve a internarse… donde el mundo es magia y la realidad la tejen las invisibles manos de las viejas y sabias normas.»

Javier Arries.

LA NAVIDAD Y SUS ORÍGENES

LA NAVIDAD Y SUS ORÍGENES

Álvaro Anula Pulido y los orígenes de la Navidad.

El periodista y amigo Álvaro Anula Pulido me invitó a participar brevemente en el programa de Onda Cero, ‘Más de Uno Madrid’, en el que él interviene, hablando de las tradiciones de la Navidad y sus orígenes paganos. ¿De dónde viene la tradición de poner el árbol y el acebo? ¿Qué fiestas sagradas anteceden a las comilonas navideñas? ¿Cuál es el origen de Papá Noel? Junto al propio Álvaro, los historiadores Jorge Barroso, Sergio Alejo Gómez y una servidora, ayudamos a ofrecer un poco de luz a esas tradiciones tan arraigadas hoy. Con este reportaje, el periodo navideño se instala en HELICON.

Para escuchar el programa pinchar en este ENLACE del programa (mi participación está en torno al minuto 36) o en este vídeo de Facebook, donde mi participación está en torno al minuto 1:04, pero que os recomiendo escuchar entero, no es muy largo y sí muy interesante.

Como el tiempo en la radio en muy breve, aquí reproduciré los textos completos de los que luego extraje lo que mencioné por la radio. El de EL ÁRBOL DE NAVIDAD tuve que reducirlo muchísimo, y Álvaro aún tuvo que recortar un poquito… El texto de EL ACEBO, es exactamente lo que dije por radio.

EL ÁRBOL DE NAVIDAD, tal y como le conocemos hoy, tiene un origen reciente, se empieza a popularizar en el siglo XVII en Alemania, en la zona de la Alsacia, hoy francesa, extendiéndose por todo el país hacia el siglo siguiente (Goethe menciona en su obra “Werther” un árbol adornado con golosinas que pudo ver en Leipzig en 1765). En el siglo XIX llega a Inglaterra (el primero que se instala en el Palacio de Buckingham fue con el rey Jorge III y su esposa Carlota que era alemana) pero no llega a popularizarse hasta más tarde, en 1841, cuando la reina Victoria coloca un árbol profusamente adornado en el Palacio de Windsor. Esta costumbre tan aristocrática fue puesta de moda en París por la emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, y llega a España en 1870, cuando ya se sabe de un árbol de Navidad colocado en el Palacio de Alcañices, en Madrid. A los EE. UU. llegó con los inmigrantes protestantes y, de vuelta a Europa, ya trajo consigo otras costumbres, como la de poner los regalos navideños en su base.

Pero en realidad la celebración de esta fecha con un árbol adornado tiene un origen mucho más antiguo, un origen relacionado con la fiesta del solsticio de invierno entre los pobladores europeos precristianos como los celtas, que tenían al roble por un árbol sagrado, y al que solían adornar con manzanas y velas. Entonces se quemaba como ofrenda de regeneración y fertilidad y con las cenizas se realizaban todo tipo de ritos tanto en las casas (para que cuidara los hogares en el año entrante) como en los campos y ganado.

Los árboles sagrados existen desde muy antiguo cumpliendo no solo un papel religioso, sino formando también parte intrínseca de la vida social, política, e incluso legislativa, de aquellos pueblos. Entre los paganos del norte de Europa era el Yggdrasil, el árbol del universo, un roble sagrado llamado también el árbol de Thor, o árbol de Odín, que adornaban para celebrar el nacimiento del sol (Frey) en el solsticio de invierno. Cuenta la leyenda que cuando llega el evangelizador cristiano, San Bonifacio (su hagiografía, escrita por el monje Willibaldo), a principios del siglo VIII (en el 723), taló el árbol con un solo golpe de hacha y plantó en su lugar un árbol de hoja perenne, que simbolizaba el eterno amor de Dios. Este árbol pudo ser un abeto o un pino, consumando así el sincretismo religioso practicado por la religión católica en los primeros tiempos, ya que los germanos terminaron por convertirse.


EL ACEBO, que no hay que confundir con el muérdago que tiene sus propias tradiciones en estas fechas, tiene un origen pagano, como el árbol de Navidad. En la tradición celta era un símbolo de feminidad porque permanecía fresco y con frutos incuso en invierno. Para alejar los malos espíritus y atraer la prosperidad a la comunidad, los druidas paganos lo utilizaban en sus rituales del solsticio de invierno: el verde de las hojas simboliza la tierra y el rojo de los frutos el nacimiento.
Los romanos utilizaban adornos de acebo en las fiestas de invierno, las Saturnales, y los galos lo consideraban mágico y elaboraban coronas de ramas de acebo como protección contra los espíritus malignos del invierno. El cristianismo adoptó esta costumbre con la intención de contrarrestar la utilización del muérdago entre los pueblos paganos de Europa, incluyéndolo en los cultos religiosos de la Navidad. Entonces, los frutos rojos pasaron a simbolizar la sangre de Cristo y las hojas verdes y con extremos puntiagudos, la corona de espinas.

AlmaLeonor_LP

RHYTHM-0 (1974)

RHYTHM-0 (1974)

Marina Abramovic en tres actos demenciales

RHYTHM-0 es una performance llevada a cabo en 1974 por la artista serbia Marina Abramović en  Nápoles. Durante seis horas Abramović permaneció parada mientras los espectadores eran invitados a «hacer lo que quisieran» sobre ella con uno de los 72 objetos colocados sobre una mesa. Esta experiencia demostró que dejado a su libre albedrío, la humanidad puede llegar a ser mucho más cruel de lo que la palabra significa. En palabras de la propia artista:  «Lo que aprendí fue que… si se lo dejas a la audiencia, pueden matarte… Me sentí realmente violada: me cortaron la ropa, me clavaron espinas de rosas en el estómago, una una persona apuntó el arma a mi cabeza y otra me la quitó. Creó una atmósfera agresiva. Después de exactamente 6 horas, según lo planeado, me puse de pie y comencé a caminar hacia la audiencia. Todos huyeron para escapar de una confrontación real .»

Ritmo 0, haz conmigo lo que quieras - La piedra de Sísifo

Pin en Lovely | Marina

Performance Rhythm 0 (Ritmo zero) 1975. Fonte: Pinterest.com (2016 ...

Rhythm 0” performance Marina Abramovic | thekinglizard1

El trabajo de Marina Abramović explora el arte corporal , el arte de resistencia y el arte feminista, así como la relación entre el artista y la audiencia, los límites del cuerpo y las posibilidades de la mente. 

Rhythm-0 era el último de los montajes de la serie Rhythm, creados por la artista entre los años 1973 y 1974, cuando renunció a la pintura para transformar su propio cuerpo en el lienzo y escenario de su arte. Tal y como lo cuenta la Revista Cultural Amberes, en Rhythm 10, la artista es filmada mientras apuñala la superficie que media entre los dedos de su mano. Cada vez que yerra y se inflige un corte, cambia de cuchillo, así hasta lastimarse una veintena de veces. Es entonces cuando reproduce la grabación y procede a repetir tanto aciertos como errores. En Rhythm 5, Abramović se sitúa en el interior de una estrella de cinco puntas a la que acto seguido prende fuego. Allí mismo recorta su cabello y uñas y los arroja al fuego para, a continuación, tumbarse entre las llamas hasta perder la consciencia a causa de la falta de oxígeno. En Rhythm 2, consume dos psicofármacos prescritos para el tratamiento de la catatonia y la esquizofrenia.

En Rhythm-0, la artista se sitúa en una sala donde figuran unas instrucciones: «Hay 72 objetos en la mesa que cada uno puede usar en mí como lo desee. Yo soy el objeto. Durante este período (6 horas, de 8 pm a 2 am), asumo toda la responsabilidad». Los objetos que había encima de la mesa fueron: un látigo, un libro, pan, un cuchillo, unos zapatos, un hacha, vino, unas tijeras, un peine, uvas, un martillo, clavos, un trozo de madera, azúcar, agua, un espejo, una pistola, una pluma, un periódico, pintura roja, una manzana, sal, una bala, pintura blanca, un lápiz de labios, un frasco de perfume, una medalla, una cuchara, una flauta, un abrigo, una campana, un sombrero, un bastón, agujas, un pastel, una boa de plumas, una bufanda, una vela, un pañuelo, cadenas, un broche para el pelo, un hueso de cordero, unas flores, un tenedor, un cuchillo de bolso, una rama de romero, pintura azul, algodón, alcohol, cerillas, una banda adhesiva, una caja de cuchillas de afeitar, una silla, un escalpelo, una rosa, jabón, hilo, cuerdas de cuero, una pipa, un broche de seguridad, una pluma de ave, vendas, una lanza de metal, una sierra, un folio, un plato, azufre, aceite de oliva, alambre, un vaso, miel, una cámara Polaroid.

En un principio todo parecía ir de forma comedida… Según contó el crítico de arte Thomas McEvilley, presente durante toda la Performance, los visitantes empezaron ofreciendo una rosa o un beso, luego alguien la giró, otro levantó sus brazos… nada hacía presagiar como continuaría el acto, hasta que una persona la tocó de forma íntima. Sigue contando la Revista Amberes:

«Colocaron un sombrero sobre su cabeza mientras le mostraban un espejo con la frase «IO SONO LIBERO», redactada con lápiz de labios; otro escribió «END» en su frente. Dispusieron su cuerpo en la mesa con las piernas abiertas y ubicaron un cuchillo entre ellas. Cargaron el revólver y lo pusieron en su mano con el cañón dirigido hacia su cuello. Esta última acción suscitó el enfrentamiento entre dos facciones del público, la conformada por quienes querían protegerla y la engrosada por aquéllos deseosos de perpetuar sus abusos; a pesar de haber recibido instrucciones de no interferir en la performance, los guardas de la sala arrojaron el arma por una de las ventanas. Abramović fue desnudada por completo, cortada su ropa con tijeras. Entrelazaron el tallo espinoso de la rosa con los eslabones de la cadena que llevaba al cuello. Esparcieron los pétalos de la flor sobre su rostro. Una mujer intervino para secar las lágrimas que humedecían sus mejillas. El galerista Lucio Amelio tomó varias fotografías que colocó en una de las manos de la artista».

Al terminar el periodo establecido, Marina Abramovich se levantó de su quietud y con las fotografías en la mano recorrió el espacio paseando entre la gente que un momento antes la había vejado hasta la extenuación, o había tratado de defenderla. Este acto, propio de un sujeto activo, completamente diferente a la pasividad mostrada anteriormente, descolocó a la audiencia, que se mostró incapaz de sostenerle la mirada, saliendo en estampida de la sala. De repente descubrieron lo que le habían hecho A LA PERSONA, no al objeto.

AlmaLeonor_LP

 

 

LA CHOUCROUTE DE COLMAR

LA CHOUCROUTE DE COLMAR

Hansi, el famoso dibujante alsaciano, consideraba La Choucroute de Colmar como la única, la auténtica Choucroute, y daba él mismo la receta:

«En una marmita bien estañada o de barro, dorar una cebolla muy finamente cortada en dos grandes cucharadas de grasa de oca o de manteca de cerdo. Añadir 1 libra de chucruta, no lavada, o lavada muy ligeramente, fresca, en su punto. Añadir un buen vaso de vino blanco, una manzana cortada en trozos y una decena de semillas de enebro envueltas en un trapo. Verter caldo hasta que la chucruta quede casi cubierta. Poner la tapa y dejar que cueza durante 2 ó 3 horas (los cheff franceses recomiendan que sea durante cinco horas a lo menos. El célebre pintor Toulouse-Lautrec, quien era además un excelente cocinero, decía que si La Choucroute debía ser servida al mediodía, convenía ponerla al fuego desde el día anterior, porque nunca estaría demasiado cocida. Y un refrán alemán dice que La Choucroute empieza a tener sabor cuando se ha calentado siete veces). Una hora antes de servir, agregar media copa de kirsch natural. Colocar la chucruta en una fuente redonda caliente. Rodearla de trocitos de tocino, de costillas, de salchichas de Colmar previamente calentadas durante 10 minutos largos, sea en la chucruta sea en agua casi hirviente. Servir con algunas patatas, no a la inglesa, sino hervidas, bien harinosas y bien secas

Imagen: Colmar (2008)

Hansi (Jean-Jacques Waltz) nació el 23 de febrero de 1873 en Colmar y falleció en la misma ciudad alsaciana el 10 de junio de 1951. Está considerado un héroe francés de la 1ª y 2ª GM y fue un decidido activista por el retorno de Alsacia a Francia, pues cuando nació, este territorio pertenecía a Alemania. La región ha estado en disputa entre los dos estados durante 300 años. Desde el fin de la 2ª Guerra Mundial pertenece a Francia y es uno de los enclaves más hermosos de este país, con una rica cultura gastronómica y vinícola. 

Este texto se publicó en HELICON el 8 de septiembre de 2008, con el título MENÚ ALSACIANO. Se pueden ver mis fotografías de Alsacia en este enlace: Fotos Alsacia.

AlmaLeonor_LP

 

 

BÍA

BÍA 

Imagen: Franz von Stuck

Bía era en la mitología griega la personificación femenina de la fuerza y la violencia. Junto a su hermano Cratos (Poder) era la guardiana de Zeus. Junto a ellos se alinearon sus otros dos hermanos Zelo (Rivalidad y Discordia) y Nike (Victoria), y sus padres, el titán Palas y la oceánida Estigia (diosa del inframundo, personificación del Odio), para participar en la lucha de los dioses contra los Titanes de la que los dioses salieron victoriosos. Los cuatro hermanos alados (violencia, poder, discordia y victoria) se hicieron imprescindibles para Zeus quien les encomendó la tarea de hacer cumplir sus órdenes cada vez que lo necesitara. Cuando Zeus decidió castigar a Prometeo por robar el fuego para entregárselo a los hombres, ordenó que fuese encadenara a una roca en las montañas del Cáucaso. Bía y su hermano Cratos fueron los encargados de hacer cumplir el castigo, pero Bía era la única con la fuerza suficiente como para detener al titán Prometeo. Ella fue quien le ató a una roca con cadenas irrompibles. Allí se cumplió la sentencia de Zeus. Cada día, un águila sacaba el hígado de Prometeo y se lo comía delante de él. Cada noche, su hígado volvía a aparecer en su sitio y el ciclo comenzaba nuevamente, convirtiendo el castigo de Prometeo en un perpetuo tormento.

Plutarco, en su “Vida de Temístocles” cuenta que cuando el general ateniense exigió dinero a los andrios (de la isla Andros en el Egeo) y estos se negaron (según Heródoto fueron los primeros que se negaron a pagar este tributo), el ateniense hizo ver su exigencia haciéndose acompañar de las diosas Peitho (Persuasión) y Bía (Fuerza). Si no lo conseguía con la primera, haría actuar a la segunda. Los andrios le respondieron que ellos se negaban a darle el dinero amparándose en otras diosas: Penia (Penuria), Aporia (Impotencia), Amekhania (Desamparo) y Ptokhenia (Mendicidad).

Bía, es mencionada por Heródoto, Hesíodo, Pseudo-Apolodoro, Esquilo, Platón, Pausanías y Plutarco, pero nunca se le hace decir una palabra. La violencia es muda. Su templo estaba en Corinto donde se la adoraba, significativamente, junto a Némesis (la venganza).

AlmaLeonor_LP

 

LA RAZÓN, EL ARTE, LOS DIOSES

LA RAZÓN, EL ARTE, LOS DIOSES

«Intentamos aprender lo que saben los que saben: cosas útiles, necesarias y delicadas, cosas hermosas, solícitas o urgentes, ponemos todo nuestro empeño en escuchar a los gigantes y en vislumbrar los artificios del arte o los ensueños de los dioses, aunque creamos que nos engañan; queremos conocer las experiencias ¿y vivirlas? : los miedos y las angustias, las ansias y las zozobras, damos todo de sí para ser nosotros sin los otros, de espaldas a lo desconocido, repletos de sensibilidad, ensimismados en el entusiasmo; deseamos dominar nuestras vidas de terrícolas como si nos fuera a servir para algo vivirlas, siendo como somos el destino de un luminoso polvo estelar que nos aguarda ya en la eternidad.»

JLIS
de su blog INSURRECCIÓN.

TIEMPO Y TERRITORIO

TIEMPO Y TERRITORIO

Imagen: Hanne Feldt

El tiempo también es un territorio. A cierta edad el tiempo que te quede por vivir sera tu único patrimonio. Mientras seas joven no pasa nada si parte de ese patrimonio lo cedes de buen grado a otra persona, si lo malgastas o, incluso, si permites que cualquier idiota te lo arrebate. La vida te dará todavía algunas oportunidades para recuperarlo. Pero cuando el caudal empiece a agotarse no deberás permitir que nadie interfiera, fiscalice o coarte ese tiempo de tu exclusiva propiedad. Cualquiera puede ser rey de ese territorio invisible, solo que para llegar a dominarlo hay que dar un golpe de estado: si pierdes esa batalla ya no seras nadie. Un día, tal vez a causa de una depresión o porque el dedo de un ángel te haya tocado la frente, tendrás la evidencia del valor del tiempo que te queda antes de disolverte en el espacio. Sera lo mas parecido a una revelación. De pronto, descubrirás un hecho tan simple como este: que la vida te pertenece a ti y a nadie mas. Debes saber que nadie te va a agradecer el haber cedido la soberanía si no fue por tu gusto y placer. Habrás sido un esposo fiel, un padre ejemplar, una hormiga de oro para la empresa y un ciudadano honorable, pero no seras el tipo que un día decidió ser libre, ya que el tiempo también es la libertad. A partir de una edad no intentes volar en un ala delta ni correr los cien metros lisos a menos que te pongan un féretro en la meta. Hay retos mas difíciles que uno debe afrontar cuando ya se divisa un gato negro en la linea del horizonte. Dios creo el tiempo, pero dejo que nosotros hiciéramos las horas. Ese pequeño territorio de cada día sera imposible de gobernar si el tiempo no es tuyo y no eres tu quien marca las horas para regalarlas y compartirlas con esa clase de personas que te hacen crecer por dentro. Esa dádiva también sera tu salvación.

Estas cosas le decía el Maestro al discípulo mientras paseaban una noche muy oscura por una ciudad abandonada. Al llegar a una plaza el discípulo creyó que había salido la luna llena sobre los tejados, pero solo era la esfera iluminada del reloj de una torre, donde también había una veleta oxidada en forma de gallo. En ese momento sonaron doce campanadas y el maestro le hizo observar al discípulo que aquel reloj no tenia agujas ni números. Su esfera parecía la cornea de un ojo que les miraba en la oscuridad. El tiempo también es el silencio, de modo que a una edad lo mas sabio a veces es callar, pero nunca obedecer, dijo el Maestro.

El gallo oxidado de la veleta canto anunciando la madrugada.

Manuel Vicent

A %d blogueros les gusta esto: