WILLIAM HOLDEN (1918-1981)

WILLIAM HOLDEN (1918-1981)

Por ejemplo, con aquel baile en el que el antihéroe por excelencia, William Holden (William Franklin Beedle Jr) y Kim Novak, vivían una pasión prohibida al son de la música. Holden fue mi prototipo de hombre favorito desde entonces. Lo sigue siendo. Toda la película era demasiado «erótica» para los gustos de la época en la que fue filmada. Holden, que aparecía con el torso desnudo ―los actores se tenían que depilar el torso porque Hollywood no creía conveniente mostrar torsos peludos―, lograba encandilar a todas las mujeres de la pequeña ciudad a la que llega, perfecto ejemplo del moralista «modo de vida americano» […] Kim Novak, que era casi una debutante con Picnic, aparecía como una mujer muy lanzada en aquella película, al fugarse con el vagabundo Holden.

AlmaLeonor_LP

Wiliam Holden (William Franklin Beedle Jr)
17 de abril de 1918 – 16 de noviembre de 1981
Pocos actores aparecen en mi novela. Pero William Holden lo hace por derecho propio y por encarnar durante mucho tiempo al hombre que yo ansiaba conocer y con el que soñaba que compartiría mi vida.

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

 

LAS CUATRO “K”

LAS CUATRO “K”

Imagen: Adam Pekalski

¿Trabajar? Horrible palabra. ¿Y en qué? Recuerda la leyenda o la realidad de las norteamericanas que visitaron en su imperial yate a Guillermo II. Como feministas que eran, defendían la intromisión de la mujer en todos los órdenes cuando el káiser las interrumpió:

– En esta cuestión, soy partidario de la teoría de mi mujer, la cual sólo admite entre las ocupaciones femeninas las cuatro K, a saber: Kirche, Küche, Kinder, Kleider (iglesia, cocina, niños, vestidos).

Joaquín Azpiazu (jesuíta) “Tu y él” (1951)
En: Los feminismos como herramientas de cambio social”Vol 1, de Esperança Bosch Fiol
(2006, Universitat Illes Balears), pag.21

 

GRACE KELLY (1929-1982)

GRACE KELLY (1929-1982)

“Por ejemplo, y en orden descendente de peligrosidad, Rita era Gilda (1946) y era una «bomba» ―para su disgusto, su nombre bautizó una bomba atómica que se hizo explotar en las Islas Bikini en 1946―, Grace Kelly era un cisne intocable, Kim Novak demasiado sensual para imaginarla siquiera, Sara Montiel era la sufrida violetera castiza y Carmen Sevilla era simplemente Carmen Sevilla, alguien que bien podría ser una de las muchachas casaderas del barrio o la futura madre de sus hijos. Pero mi padre sabía mucho más de todas ellas. Sabía, por ejemplo, que Kim Novak sufría por su divulgada voluptuosidad, que Grace Kelly había pasado por muchos brazos antes de ser una princesa inalcanzable…”

AlmaLeonor_LP

Grace Patricia Kelly
(12 de noviembre de 1929 – 14 de septiembre de 1982)

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

PROCURA DESMENTIR LOS ELOGIOS

PROCURA DESMENTIR LOS ELOGIOS

Imagen: Matias Quetglas

Éste que ves, engaño colorido,
que, del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores
es cauteloso engaño del sentido;

éste en quien la lisonja ha pretendido
excusar de los años los horrores
y venciendo del tiempo los rigores
triunfar de la vejez y del olvido:

es un vano artificio del cuidado;
es una flor al viento delicada;
es un resguardo inútil para el hado;

es una necia diligencia errada;
es un afán caduco, y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.

Sor Juana Inés de la Cruz
Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana (12 de noviembre de 1651​ – 17 de abril de 1695).

EN LOS CAMPOS DE FLANDES

EN LOS CAMPOS DE FLANDES

Imagen: Matthew Frock

En los campos de Flandes
se mecen las amapolas
entre hileras de cruces
que señalan nuestra tumba.
Las alondras cantan desafiantes pese a todo;
vuelan oyendo apenas el fragor de los cañones.
Somos los muertos
Hace pocos días vivíamos,
sentíamos el amanecer,
veíamos el brillo del crepúsculo,
amábamos y éramos amados…
Ahora yacemos en los campos de Flandes.
Resume nuestra lucha con el enemigo.
De nuestras manos inertes
te lanzamos la antorcha;
es tu tarea mantenerla bien alta.
Si faltas a la palabra
que nos diste a los muertos,
nunca descansaremos,
aunque florezcan las amapolas
en los campos de Flandes.

John McCrae Alexander (1872-1918)

 

In Flanders Fields es un poema escrito por el teniente coronel John McCrae Alexander, antes profesor de Medicina en la Universidad McGill de Montreal (Canadá), cuando ejercía de cirujano en un hospital de campaña en Ypres (Bélgica), durante la Primera Guerra Mundial. Fue publicado anónimamente en la revista Punch el 8 de diciembre de 1915 y popularizado por Moina Michael (1869-1944) al publicar un poema en respuesta al de McCrae, titulado“Guardaremos la Fe”, en el que se comprometía a llevar siempre una amapola roja en su recuerdo. De ambos hablé en el artículo Con ese nombre de mujer, publicado en la Revista Digital Anatomía de la Historia el 21 de marzo de 2016.

El 11 de noviembre de 1918, a las 11:00 de la mañana, cien años más tarde y a la misma hora en la que se publica este artículo en HELICON, entró en vigor el Armisticio  de Compiègne firmado a las 5:20 de ese día en un vagón de tren en el bosque de Compiègne (noreste de Francia) por el que los representantes del Imperio alemán (los civiles Matthias Erzberger y Alfred von Oberndorff,  y los militares general Detlof von Winterfeldt y capitán Ernst Vanselow) se rinden ante los representantes de la Triple Entente (los franceses mariscal Ferdinand Foch, comandante supremo de los Aliados, y el general Maxime Weygand, y los británicos almirante Rosslyn Wemyss, contralmirante George Hope y  capitán Jack Marriott). Esta firma quedará fijada para siempre en el ideario alemán, como las amapolas (Poppys) quedaron fijadas para siempre a la Primera Guerra Mundial. Hoy, 11 de noviembre de 2018, se cumplen cien años de aquella firma y del fin del conflicto bélico.

AlmaLeonor_LP

 

GENE ELIZA TIERNEY

GENE ELIZA TIERNEY

Según mi padre, Gene Tierney ―cuyo segundo nombre era Eliza, como mi madre, lo que explicaba muchas cosas―, no tuvo mucha suerte en el mundo. Y poco más contaba de ella, pese a que veíamos muchas películas suyas en televisión y era la protagonista del primer cromo de su antiguo álbum de cine. Esta ausencia de datos sobre quien yo sabía que era una de sus actrices favoritas, me intrigó bastante durante mi adolescencia y fue una de las primeras actrices sobre las que empecé a buscar información por mi cuenta. Lo primero que descubrí, para mi disgusto, es que se aficionó a fumar para «agravar su tono de voz», lo que terminó por causarle una enfermedad pulmonar.

AlmaLeonor_LP

Gene Eliza Tierney
(19 de noviembre de 1920 –  5 de noviembre de 1991)

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

MAS DÍAS QUE LONGANIZAS

MAS DÍAS QUE LONGANIZAS

Imagen: “Tamborilero Charro” de Joaquín Sorolla

 

Cuenta José Ortega Zapata que en Valladolid había una celebración similar a la de las Águedas (5 de febrero) de la segoviana Zamarramala, pero que se celebraba el día 4 de noviembre. Ese día todo Valladolid se acercaba en romería a la explanada de Zaratán a bailar y a comer los embutidos de la localidad, de donde, colige el poeta, puede tener su origen una expresión de uso popular:

Aquel día, el alcalde ‘abdicaba’ en su mujer, si era casado, o en una parienta. La ‘alcaldesa’, revestida de toda la autoridad ‘edilicia’, y empuñando la vara y cubriendo la cabeza con la montera castellana, recorría, escoltada por los alguaciles, el pueblo, exhibiéndose por todas partes y pavoneándose con las mejores sayas del fondo del arca. El alcalde, que ya los había en 1835, si alguien hubiese acudido a él para asunto de importancia, habría dicho: Hoy no mando yo; mañana será otra cosa, porque ‘hay más días que longanizas’. Alusión a las que se estaban merendando y acaso origen del refrán”.

José Ortega Zapata
Solaces de un vallisoletano setentón (1895)

KIM NOVAK (CON PYEWACKET)

KIM NOVAK (CON PYEWACKET )

Kim Novak en “Me enamoré de una bruja” (1958) Richard Quine

 

“Kim siempre resultó ser una «presencia mágica» en la pantalla ―en palabras de Billy Wilder, pero también lo decía mi padre, para quien Kim fue mejor bruja en el cine que «Ve-ró-ni-ca-La-ke», por cierto, de nuevo emparejando a Kim con James Steward― pero también en los sueños eróticos de toda una generación.”

AlmaLeonor_LP

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

FRASES CON IMÁGENES (LXXI)

FRASES CON IMÁGENES (LXXI)

Imagen: Jean-Baptiste-Camille Corot

Mujeres, ilustraos; Aspirad a la gloria, cuyo resplandor
es tan vívido que puede iluminar siglos, generaciones y
mundos, sin aquel brillo efímero del oro.

CLORINDA MATTO de TURNER.
(Cuzco, 11 de noviembre de 1852-Buenos Aires, 25 de octubre de 1909)
Biblioteca Digital Hispánica (pag.155).

Clorinda Matto Turner fue una destacada escritora peruana, que inspiró a mujeres escritoras de todo el continente. Su escritura ha sido calificada de subversiva y profundamente indigenista. Fue una mujer independiente, autodidacta en física, historia natural y filosofía, ya que su ilusión de marchar a los EE.UU. para estudiar medicina fue truncada por su padre. En 1876 fundó la revista El Recreo, en la que publicaron autores famosos de su tiempo, también participó este mismo año en las tertulias de la escritora Juana Manuela Gorriti, llamadas «veladas literarias», y que ella continuaría más tarde. En Arequipa asumió el puesto de redactora jefe del diario La Bolsa  entre 1884 y 1885. En 1884 publicó su obra Elementos de Literatura Según el Reglamento de Instrucción Pública Para Uso del Bello Sexo. Ese mismo año estrenó su tragedia Hima-Sumac ó El secreto de los Incas. Drama histórico en tres actos y en prosa en Arequipa, que tuvo poco éxito y sólo se representó una vez más, en Lima en 1888. Es en Lima donde se incorpora a las instituciones culturales más importantes, como el Ateneo o el Círculo Literario. En 1889 asumió la jefatura de redacción de El Perú Ilustrado en Lima, casi al mismo tiempo que aparecía su primera novela, Aves sin nido, que la haría famosa. Esta novela fue muy controvertida porque narra la historia de amor entre un hombre blanco y una bella mujer mestiza, quienes no pudieron casarse al descubrir que eran hermanos, hijos de un mismo padre, un sacerdote mujeriego, abordando así la inmoralidad sexual de los clérigos de esa época. A raíz de esta publicación y la de un relato supuestamente sacrílego del escritor brasileño Henrique Coelho Netto publicado en El Perú Ilustrado, la Iglesia católica inició una campaña en contra del periódico y su directora. Clorinda fue excomulgada y las masas populares instigadas por el clero asaltaron su casa, incendiaron su efigie y quemaron sus libros, que fueron prohibidos. Estos fueron momentos muy difíciles en su vida, y no fueron muchos los que se atrevieron a defenderla y apoyarla públicamente. En 1891, renunció a su puesto para que se levantara la censura contra El Perú Ilustrado y se fue al extranjero por algún tiempo. En 1892, ya de vuelta, fundó junto con su hermano, el doctor David Matto, la imprenta «La Equitativa» en Lima, donde trabajaban únicamente mujeres y desde donde se editaba el periódico Los Andes. Tras el asalto al poder peruano de la Revolución de Nicolás de Piérola en 1895, el apoyo de su familia al destituido presidente Andrés Avelino Cáceres, hizo que el nuevo gobierno destruyera su casa y su imprenta. El 25 de abril de 1895 Clorinda salió de Lima y se fue al exilio a Buenos Aires. No volvería a su patria. Hacia el final de su vida emprendió viajes por España, Francia, Italia, Alemania e Inglaterra, donde se encontró con representantes de diversas organizaciones femeninas y feministas. Murió en Buenos Aires el 25 de octubre de 1909.