EL ARTE DE LEER

EL ARTE DE LEER

Imagen: Shaun Ferguson.

 

La lectura, como todo trabajo, tiene sus reglas. Indiquemos algunas de estas. La primera es que vale más conocer perfectamente algunos escritores y algunos temas que conocer superficialmente un gran número de autores. Las bellezas de una obra aparecen siempre mal a la primera lectura. En la juventud hay que andar entre los libros como se va por el mundo, para buscar entre ellos los amigos, pero cuando estos amigos han sido encontrados, elegidos, adoptados, es preciso apartarse con ellos. Ser familiar de Montaigne, de Saint Simon, de Retz, de Balzac o de Proust, basta para enriquecer una vida.

La segunda, es hacer en las lecturas un gran sitio a los grandes textos. Es necesario, a buen seguro, al mismo tiempo que natural, interesarse por los escritores de nuestro tiempo; es entre ellos entre quienes tendremos la oportunidad de poder encontrar amigos que tengan los mismos cuidados y las mismas necesidades que nosotros. Pero no nos dejemos sumergir por la marea de los librillos. El número de las obras maestras es tal que jamás las conoceremos todas. Tengamos confianza en la selección hecha por los siglos. Un hombre se equivoca; una generación se equivoca; la humanidad no se equivoca jamás. Homero, Tácito, Shakespeare, Molière, son ciertamente dignos de su gloria. Habremos de darles preferencia sobre quienes no han sufrido la prueba del tiempo.

La tercera es elegir bien su nutrimento. A cada espíritu le convienen sus alimentos adecuados. Aprendamos a reconocer quiénes son nuestros autores. Serán muy distintos de los de nuestros amigos. En literatura, como en amor, causa sorpresa la elección de los otros. Seamos fieles a lo que nos conviene. En esto somos nosotros los mejores jueces.

La cuarta es rodear nuestras lecturas, siempre que sea posible, de la atmósfera de recogimiento y respeto de que se rodean un hermoso concierto, una noble ceremonia. Leer no es recorrer una página, interrumpirse para contestar el teléfono, volver o tomar el libro cuando el espíritu está ausente, abandonarlo al día siguiente. El verdadero lector se procura largas veladas solitarias; reserva, para tal escritor muy amado, el atardecer de un domingo de invierno; agradece a los viajes en ferrocarril el que le den la ocasión de releer de un tirón una novela de Balzac, de Stendhal, o las Mémoires d’ Outre-Tombe. Experimenta un placer tan vivo en volver a encontrar tal frase, tal pasaje que él ama (en Proust, la zarza blanca o la pequeña magdalena; en Tolstoi, los desposorios de Lévine), como el aficionado a la música en acechar el tema del Mago en la Petrouchka de Strawinsky.

La quinta regla, en fin, es la de hacerse dignos de los grandes libros, porque con la lectura ocurre como con las posadas españolas y con el amor: que no se halla más que lo que se lleva. La pintura de los sentimientos no interesa más que a aquellos que los han experimentado o a aquellos que, jóvenes aún, aguardan su eclosión con esperanza y angustia. No hay nada más emocionante que ver a un joven que, el año pasado, no soportaba más que los relatos de aventuras, tomarle de pronto un gusto vivo a Anna Karenine o Dominique, porque a partir de este momento el joven sabe lo que es la dicha y el dolor de amar. Los grandes hombres de acción son buenos lectores de Kipling, los grandes hombres de Estado, de Tácito o de Retz. Era un hermoso espectáculo ver a Lyautey al día siguiente de haberle quitado Marruecos un gobierno injusto, entregarse al Coriolano de Shakespeare.

El arte de leer es, en una gran parte, el arte de volver a encontrar la vida en los libros y, gracias a ellos, de comprenderla mejor.

André Maurois (1885-1967)

¡¡FELIZ DÍA DEL LIBRO!!

Hasta el día 27 y con motivo de la celebración del Día del Libro 23 de Abril, LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE podrá encontrarse en Amazón a unos precios irresistibles… Espero que lo aprovechéis ❤ 
-Tapa blanda… 5,57€ 
-Formato digital… GRATIS.

Sobre el libro de Ediciones UVA no tengo mucha capacidad de decisión, pero si alguien está interesado, que entre en mi grupo de Facebook, con el título del libro y me deje un privado.   VISIBLES. MUJERES Y ESPACIO PÚBLICO BURGUÉS EN EL SIGLO XIX

 

 

 

Anuncios

ÍCARO

ÍCARO

Imagen: Favim.com

Ícaro crea el Cielo en el que se eleva, pero se eleva… El Cielo fue su deseo, el mar su sepultura: ¿Hay más bello designio o tumba más fértil?

André Comte- Sponville
El mito de Ícaro: Tratado de la Desesperanza y de la Felicidad  (2011)

DÍAS ACIAGOS

DÍAS ACIAGOS

Imagen: Kenne Gregoire.

Muy señor mío: no ceso de admirar que un hombre como V. md. esté titubeando entre el asenso y disenso al dicho popular de que el día martes es aciago. Confiesa V. md. que esta observación tiene todo el aire de vana y supersticiosa. Mas por otra parte la experiencia de algunos considerables infortunios que padeció en ese día le inclinan a juzgar que no carece enteramente de fundamento. En un martes llevó Dios a V. md. la mujer. En otro cayó V. md. en una grave enfermedad. En otro se le huyó un criado con cincuenta pasos que le había dado para emplear en una feria.

Son muchísimos, a la verdad, los hombres que fundan reglas sobre la casualidad; pero estaba yo muy lejos de pensar que V. md. padeciese la más leve tentación de caer en este vulgar error. Hago juicio de que V. md. tenga de cuarenta y seis a cuarenta y ocho años de edad, tiempo que ha incluido más de dos mil y cuatrocientos martes. Pues yo apostaré cualquiera cosa a que en buena parte de este número logró V. md. días muy felices y gustosos. Pero éstos no se apuntan, porque no tienen a su favor la preocupación. Al modo que los médicos observan unos pocos casos en que la crise de la enfermedad sucede en los septenarios, pasando por alto mucho mayor número de ellos en que se hace según otra serie de números.

La observación del martes como aciago pienso que es particular a España pero, debajo de la generalidad de reputar tales o tales días faustos o infaustos, es manía muy antigua y muy repetida en el mundo. Romanos, griegos,  pesas, egipcios, cartagineses, cayeron en este delirio, pero no atribuyendo la felicidad o infelicidad a los mismos días unos que otros, sino que cada nación tenía por infeliz aquel día, v.g., el segundo o tercero de tal o cual mes, en que había padecido alguna calamidad señalada. En el libro 4, capítulo 20 de los “Días Geniales” del filósofo Alejandro de Alejandro (1461-1523) podrá ver V. md. un largo catálogo de los diferentes días que tales y tales naciones tenían por felices o infaustos. Sin embargo, los hombres de superior talento despreciaban estas observaciones nacionales. Así Lúculo emprendió la batalla contra Tigranes en día que los romanos tenían por infausto, y lo mismo hizo el César en su expedición al África, correspondiendo feliz suceso. Y Alejandro, amonestado por los suyos que no invadiese a los persas en el mes de junio, porque era luctuoso para los macedones, despreció la advertencia, diciendo con escarnio de ella que mandaba que quitasen a aquel mes el nombre de junio y le llamasen segundo mayo.

François de La Mothe-Le-Vayer (1588-1672), el pensador “pirrónico”, dice que los turcos tienen por día feliz el miércoles y los españoles el viernes. Esto segundo nunca lo he oído, pero sí que los italianos tienen por infausto el viernes, como acá se dice que lo es el martes.

Como acabo de decir a V. md. que el común origen de reputar diferentes naciones tal o tal día por infausto fue haber padecido aquel día alguna sobresaliente calamidad, es natural desee saber si de este principio viene tenerse en España el martes por aciago. Y yo satisfago a su presumido deseo, diciendo que sí. Pero será nueva prueba de ser esta observación vanísima la relación del infortunio que dio ocasión a ella. Fue éste una derrota que padecieron los aragoneses y valencianos un día martes, vencidos por los moros en la batalla de Luxen, el año de 1276. Dos famosos historiadores españoles son mis fiadores: el Padre Mariana (libro 14 de su “Historia de España”, capítulo 2) y el gran Jerónimo Zurita (libro 3 de sus “Anales de la Corona de Aragón”, capítulo 100).

Sobre este suceso fundaron la observación de ser aciago el martes. Pero lo peor, señor mío, no está en que esta observación es falsa, sino que sobre esto es supersticiosa, y lo mismo digo de la observación cualquier día o de la semana o del año como fausto o como infausto. Este es el sentir común de los teólogo morales, aunque en orden a una u otra particularidad no están todos convenidos.

“Días Aciagos”, en Cartas Eruditas y Curiosas (1741-1760) del Padre Benito Jerónimo Feijoo, en Textos literarios españoles de los siglos XVIII y XIX (2013), de Margarita Almela Boix, pag. 31 y ss.

Martes, 13 de Marzo de 2018
AlmaLeonor_LP

 

VISIBLES… PRIMER AGRADECIMIENTO

VISIBLES… PRIMER AGRADECIMIENTO

Este es el inicio de los AGRADECIMIENTOS de mi libro:

 

“Mi más sincero agradecimiento a todas las mujeres de la historia. Ellas han hecho posible que hoy disfrutemos de más oportunidades y derechos de los que ninguna gozó en todos los tiempos. Nuestra deuda con ellas es impagable.”

Mª del Pilar López Almena

 

La imagen es un detalle de la obra
Los Paraguas” (1883), de Pierre-Auguste Renoir (1841-1919),
a partir de la cual realicé la digitalización de la portada.

VISIBLES: Mujeres y Espacio Público Burgués en el Siglo XIX

VISIBLES: Mujeres y Espacio Público Burgués en el Siglo XIX

Me es muy grato comentar que ya está publicado mi libro de investigación “VISIBLES: Mujeres y Espacio Público Burgués en el Siglo XIX”, por la Universidad de Valladolid. Muy pronto podré contar algo más sobre como adquirirlo, pero de momento puedo adelantar su portada y la alegría de verlo ya hecho libro, después de un trabajo largo y arduo de investigación.

Por cierto que está publicado con mi nombre real, Mª del Pilar López Almena.

Muchas gracias a todos los que me ayudaron a hacerlo posible, en especial a mi profesor Rafael Serrano García por su interés y supervisión, así como a mi gran amigo David Carvajal de la Vega, autor del Prólogo, y a dos personas mencionadas en los agradecimientos, Jose Luis Ibáñez Sálas, la primera persona que creyó en mi como articulista y autora, y a Óscar Fábrega Calahorro, gran amigo y compañero de fatigas internautas.

Todo mi agradecimiento por su paciencia y profesionalidad a la persona que realizó todo el trabajo de edición y maquetación en Ediciones de la Universidad de Valladolid, Beatriz Gila, así como a Vicente Álvarez de la Viuda por su amistad y siempre amables palabras. Muchas gracias también al director de Ediciones Universidad de Valladolid, Alfonso Martín Jiménez.

Todo mi amor y reconocimiento a mi familia por haberme apoyado siempre y para todo. A mi marido está dedicada esta obra y mi hijo siempre ha estado y está en mi pensamiento.

Mª del Pilar López Almena.

KIM NOVAK

KIM NOVAK

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

“Kim siempre resultó ser una «presencia mágica» en la pantalla ―en palabras de Billy Wilder, pero también lo decía mi padre, para quien Kim fue mejor bruja en el cine que «Ve-ró-ni-ca-La-ke», por cierto, de nuevo emparejando a Kim con James Stewart― pero también en los sueños eróticos de toda una generación.”

#AlmaLeonorLP

KIM NOVAK
(Marilyn Pauline Novak)
13 de Febrero de 1933

ANN MILLER

ANN MILLER

 

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

“Como decía, incluso con mis pocos años llegué a poder diferenciar a cada una de aquellas extraordinarias bailarinas. Desde la misma Eleanor Powell ―que en los años sesenta fue nombrada «la más grande bailarina de claqué del mundo»―, mi favorita siempre, hasta Ann Miller…

― Ann Miller tenía unos zapatos de claqué tan brillantes como los tuyos, a los que incluso puso nombre. Se llamaban Joe y Moe…”
#AlmaLeonor_LP

ANN MILLER
(Johnnie Lucille Collier)
12 de abril de 19231 – 22 de enero de 2004

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

AVA GARDNER

AVA GARDNER

“Recordando ahora aquellos episodios y con el álbum de mi padre delante de mí, me doy cuenta de que siempre lo supe, pero no era consciente de ello. Siempre supe que mi padre pronunciaba los nombres según lo que significasen para él. Gra-ce-Ke-lly no era una de sus actrices favoritas, pero Ava Gardner, «la andaluza», sí.”
#AlmaLeonor_LP

Ava Lavinia Gardner
24 de diciembre de 1922 – 25 de enero de 1990
Hoy cumpliría años. 

MARILYN MONROE

MARILYN MONROE

LAS ACTRICES FAVORITAS DE MI PADRE

“Creo que a mi padre lo que le incomodaba realmente de Marilyn era el papel que se había creado ―o le habían creado― y que la condujo hasta una trágica muerte a causa del inconformismo con su propia identidad. Aunque ella nunca se arrepintiera de nada: «tener miedo es estúpido, igual que arrepentirse», dijo alguna vez. Una frase que yo me apunté en mi relación mental de genialidades.”
#AlmaLeonor_LP


MARILYN MONROE 
(Norma Jeane Mortenson / Norma Jeane Baker)
1 de junio de 1926 – 5 de agosto de 1962. 

 

 

LA REALIDAD EN SU FONDO ACUÁTICO Y LUNAR. SOBRE UNA NOVELA DE ALMA LEONOR

LA REALIDAD EN SU FONDO ACUÁTICO Y LUNAR. SOBRE UNA NOVELA DE ALMA LEONOR

Las actrices favoritas del padre de Alma Leonor López Pilar son las actrices favoritas del padre de María del Pilar López Almena, que es la mujer que ha escrito la novela Las actrices favoritas de mi padre, firmada por/como Alma Leonor López Pilar. La realidad y la ficción se llevan bastante mal cuando quieren llevarse bien, aunque no siempre, porque en ocasiones uno puede bañarse en el mar de lo real mientras lee una mentira escrita para que te la creas cuando disfrutas de las palabras con las que está construida. Como es el caso de la novela de Alma Leonor que acabo de leer.

Jose Luis Ibáñez Salas (Insurrección).

 

¡¡Muchísimas Gracias a Jose Luis Ibáñez Salas por tan preciosa crónica sobre mi novela “Las actrices favoritas de mi padre”. Él siempre me ha mirado con buenos ojos, siempre. Le estoy muy agradecida por haber creído en mi desde el primer día y por todo su apoyo en todo momento. Esta novela tiene parte de él… y de ella. ❤ Muchas Gracias Jose Luis.

Se puede leer el artículo completo en su blog, INSURRECCIÓN. Y de paso, naveguen, naveguen… se puede aprender muchísimo leyendo a Jose Luis. ❤

AlmaLeonor_LP