ALMITAS

ALMITAS

Imagen: Ronald Campos (mayo 2018)

Se frota el alma las manos.
Para que en el corazón no le haga un herida el viento,
para no tener que estar subiéndose a las paredes,
para que las hojas muertas no le oculten la raíz.

Se frota el alma las manos.
Para que la noche luna no la deje casi a ciegas,
para que no quede en ascuas el cuerpecito querido,
para que la luz del sol no le acorrale los ojos.

Se frota el alma las manos.
Para no quedar varada en los pechos de una nube,
para que no se le vea tan sola al zarpar del muelle,
para no volar insomne por los sótanos del aire.

Se frota el alma las manos.
Para no verse impelida a cumplir un mal augurio,
para que se certifique su combate contra el frío,
para no sentir que un tren la conduce al matadero.

Se frota el alma las manos.
Para no precipitarse por tierras desconocidas,
para que no se le forme un rebumbio en la memoria
y sospeche el cuerpecito que nomás lo abandonó.

Jose Miguel Junco Ezquerra.

Una respuesta a «ALMITAS»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: